El pequeño imperio de las chuches avanza en la colonización picheleira

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Raquel Vazquez

La empresa familiar coruñesa Xiana no abrió una, sino dos tiendas especializadas en la venta a granel este año en Compostela, una en A Senra y la otra en As Cancelas

06 may 2021 . Actualizado a las 07:17 h.

Hay quien dice que toda gran crisis trae grandes oportunidades. Y, para Chuches Xiana, este «era el momento de cerrar o intentar crecer». Tras un año muy complicado, cuenta Carmen Torres, decidieron resistir. La empresaria, dueña de la casa coruñesa de golosinas al por menor, abrió en Compostela no una, sino dos tiendas, desde marzo. ¿Por qué dar, justo ahora, un paso así? «En este momento los locales están más accesibles, por precio y porque están quedando muchos libres. Antes era más difícil conseguir uno», contesta, por lo que vieron la ocasión de expandir hasta tierras picheleiras su pequeño imperio de las chuches. Este arrancó en 1997 con una tienda especializada en el barrio herculino de Os Mallos. Hoy cuentan con otros siete establecimientos entre A Coruña y Arteixo, una decena contando con el que se inauguró a mediados de marzo en la céntrica rúa da Senra (en el antiguo local que ocupaba Viajes Viloria) y el que acaba de aterrizar en el centro comercial As Cancelas.

XOAN A. SOLER

La acogida en la capital gallega «fue muy buena, estamos muy contentos. Abrimos un viernes y ese primer fin de semana fue genial. Coincidió, además, con una de nuestras principales campañas, la de Pascua», comenta la arteixana, quien actualmente da trabajo a más de 30 personas en Chuches Xiana, una casa especializada en la venta a granel tanto de gominolas como de frutos secos. Entre su top ventas a través de Internet (donde ofrecen envíos a domicilio a toda la Península) están sus bolsas gigantes de chuches y las tartas de chocolatinas personalizables que elaboran en su propio taller. Para los más nostálgicos, reservan sus dulces «retro», como cantimploras, Sugus, palotes o Phoskitos. También tienen mesas dulces, candy bar y otros detalles para eventos (como latas de conserva con gominolas dentro para los invitados). «Ahora empieza la temporada de comuniones y bodas. Esperamos que este verano la vacunación permita celebrar más abiertamente las reuniones», desea Carmen, quien confió en una empleada que lleva ya varios años en Chuches Xiana como encargada en Santiago, Ana Regueira. Su jefa es el vivo ejemplo de cómo un pequeño autónomo puede resistir a crisis internacionales, e incluso progresar. La clave, para ella, está en no estancarse y tratar de adaptarse a los cambios que van surgiendo. Y, si hay que pasar por una cuarta ola, al menos que no falten los momentos dulces.

Un bronce nacional en química

No se preparó para una, sino para dos olimpiadas nacionales, y en la de Química ha obtenido una medalla de bronce. Luis García Romarís, alumno del colegio Manuel Peleteiro, obtuvo una de las mejores calificaciones en la prueba celebrada en remoto el pasado viernes. Y otra estudiante compostelana, Cayetana Mato Pérez, del IES Rosalía, logró una mención de honor de la Real Sociedad Española de Química en esta trigésimo sexta edición. Ambos se clasificaron entre los 15 mejores participantes de España y dejaron en muy buen lugar el pabellón local. La Asociación de Químicos de Galicia y el Colexio Oficial de Químicos, presidido por Manuel Rodríguez Méndez, destacaron el nivel académico demostrado. El docente, químico y vicedecano del colegio autonómico, Juan Sanmartín, reparó también en el «esfuerzo del alumnado gallego y de los profesores, capaces de mantener un excelente nivel pese a las dificultades generadas por el covid-19 en la vida académica».

CONCHI PAZ

La lavandería de Ilunion

La conselleira de Política Social, Fabiola García, reconocía ayer en su visita a la lavandería que Ilunion tienen en el polígono del Tambre la labor que la empresa de la ONCE y sus trabajadores realizaron al encargarse de lavar y desinfectar la ropa de cama de las residencias integradas de Galicia. En su visita a las instalaciones, destacó también su función en la inserción social, ya que un 80 % de sus empleados son personas con discapacidad.