La irrupción como acusación de Amigos de Galicia da un vuelco al caso del niño asfixiado por su tío en Santiago

Han logrado sumar a la causa las grabaciones de las llamadas de auxilio al 112 y al 061 y dudan de que el presunto asesino sufriera un brote psicótico

El terrible suceso se produjo en la casa de los abuelos del niño fallecido, situada en la calle Loureiros de Santiago y en la que vivía su tío
El terrible suceso se produjo en la casa de los abuelos del niño fallecido, situada en la calle Loureiros de Santiago y en la que vivía su tío

Santiago

La Fundación Amigos de Galicia se ha personado como acusación popular en el caso del niño de tres años al que, presuntamente, asfixió su tío el 21 de septiembre del 2020 en Santiago. La irrupción de esta entidad supone todo un vuelco para la investigación, ya que hasta el momento los padres del pequeño no han querido emprender acciones contra Santiago Cepeda Quintela, que es hermano de la madre de la víctima. La decisión se sustenta en que la organización benéfica duda de que, como sostiene la defensa, el investigado sufriera un brote psicótico y que, por lo tanto, no fuese consciente de sus actos cuando acabó con la vida del menor.

«Teniendo en cuenta la experiencia de la entidad en casos donde se vulneran los derechos de los menores desprotegidos, la Fundación Amigos de Galicia decidió personarse como acusación popular», señala la organización, cuyo letrado, Francisco Lago Calvo, ha logrado que se incorporen a la causa las grabaciones de las llamadas de auxilio que se hicieron el día del presunto asesinato tanto al 112 como al 061. Para la organización, estos audios tienen especial interés no solo por su contenido sino también para poder aclarar «cómo estaban sucediendo los hechos y el entorno, incluso podría arrojar luz sobre el comportamiento del investigado», señala.

La investigación de este terrible caso, que conmocionó a la ciudad de Santiago porque los Cepeda son una familia muy conocida y querida, ha recaído en la titular del Juzgado de Instrucción número 1 compostelano, la magistrada Ana López-Suevos, que el 27 de octubre del año pasado optó por enviar al tío del niño a prisión preventiva a la espera de que los informes forenses dictaminen si pudo sufrir o no un brote psicótico.

Con sus acciones ante el juzgado, Amigos de Galicia parece tener muchas dudas sobre ese supuesto brote psicótico como única causa del terrible suceso. Y es que la fundación también ha intentado que se lleven a cabo las pruebas psicométricas del tío del pequeño porque consideran que, tras consultarlo con expertos sobre la materia, es necesario contar con más exámenes de este tipo.

También solicitaron el informe de los forenses del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) que exploraron a Santiago Cepeda Quintela en el que se indique el «tipo de trastorno que padece, su diagnóstico, sintomatología, tratamientos prescritos, evolución actual y previsible» y «si el delito cometido guarda relación directa con el trastorno padecido», así como que «en el supuesto de que estemos ante un trastorno de ideas delirantes, si estas ideas guardan relación» con el presunto asesinato del niño de solo tres años.

El abogado que dirige la acusación popular en representación de Amigos de Galicia, Francisco Lago Calvo, considera «esencial» poder contar con las pruebas psicométricas aportadas por el Imelga para poder probar si existe o no una patología que explique por qué Cepeda Quintela asfixió presuntamente a su sobrino «ya que tras la evaluación inicial que realizó el forense» que le atendió «se concluyó que no había motivos para pensar que no fuese consciente de sus actos», explica la fundación.

Por el momento, los forenses no han emitido su informe definitivo sobre Santiago Cepeda Quintela, que será lo que con toda probabilidad determine si continúa en prisión provisional mientras avanza la instrucción o si puede recuperar la libertad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

La irrupción como acusación de Amigos de Galicia da un vuelco al caso del niño asfixiado por su tío en Santiago