Esta artista santiaguesa dedica un tema pop lleno de ironía a la depresión que ella misma pasó

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Alejandro Barrio

El videoclip de «Todo guay», de Elba, recrea el efecto de la medicación con una explosión de color, entre guiños ochenteros y kitsch

27 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tiene 25 años. Empezó a cantar de pequeña, en el coro del Orfeón Terra A Nosa, como sus padres y tíos. Acabó el grado profesional de canto en el conservatorio de Santiago, con el premio extraordinario de su promoción. Y cuando aún era alumna del IES Rosalía de Castro formó un par de grupos, con los que conquistó sus primeras salas a base de de rock alternativo y garage (la Moon, el Cachán, La Radio...). Hace un par de años Elba Souto emprendía su carrera en solitario, marcada por su descubrimiento de la música electrónica. Ahora la joven compostelana revoluciona la escena con su tercer tema —el primero en español, ya que los dos anteriores (Hurt y Natural magic) eran en inglés—, una canción pop, de melodía pegadiza, que habla «con ironía» de la depresión que ella misma pasó. Se titula Todo guay, como la muletilla a la que se agarra una generación que vio su futuro ennegrecerse por dos crisis (la del ladrillo y la sanitaria) cuando le preguntan cómo están, y con la que se evita una conversación sobre el desencanto o de la ansiedad que esto llega a generar. Cuenta Elba que escribió la letra y música a finales del 2019, a partir de su propia experiencia: «Yo estuve un poco mal a nivel emocional, con ansiedad y bastante deprimida».

Entre la medicación que le prescribieron, estaba la sertralina, pastilla protagonista en sus estrofas y videoclip. En él recrea con una explosión de color, en medio de una atmósfera ochentera y kitsch, ese chute edulcorado de felicidad instantánea y despreocupación que produce el antidepresivo los primeros días, hasta que el cuerpo que adapta. La propia Elba, quien hizo la carrera de Comunicación Audiovisual en la USC, codirigió el videoclip junto a Inma Veiga. «La parte del karaoke se rodó en mi piso y la habitación que sale es la mía, porque quería que fuera muy real, como mi vida», indica la artista. De hecho, tiró de amigos para la figuración y hasta de la persona encargada de la mezcla y masterización del tema en los Estudios Pasadena, Coque Dosil (conocido también por formar parte de la organización del Melonafest). Elba explica que su intención «es sacar un disco, espero que este año... Quería que estuviese muy bien trabajado, con canciones unidas por un hilo conductor, y que tenga un sentido sacarlo. Prefiero ir lento y a paso seguro». Sigue, en este sentido, el método Rosalía, en el que primero salen las canciones y luego el álbum. De hecho, ya hay quien la compara con ella. «No me molesta, porque es buenísima, pero parece que entre las mujeres si una destaca solo hay ese ejemplo para comparar y vamos por caminos distintos», aclara. Ella dice estar siempre abierta a nuevas músicas y «me gusta ir cambiando según lo que escuche en ese momento». Asegura que, en su caso, la formación clásica es un apoyo como artista, «porque me encanta la música lírica y ayuda un montón, está claro»; al igual que ese primer rodaje por los pequeños escenarios de la ciudad para enfrentarse al público. Elba se siente cómoda en los directos y está deseando presentar su nuevo trabajo en un concierto. Ya tiene algunos previstos, en Santiago y fuera, aunque prefiere no anunciarlo hasta que se acerque la fecha «para no gafarlos», comenta entre risas. 

N. NOGUEROL

Un mural emblemático

El arte urbano ha pasado a formar parte del ya rico patrimonio comarcal, con innumerables obras murales que embellecen fachadas que antes pasaban desapercibidas. En una de ellas reparaba un bloguero de viajes lucense hace unos días, Rubén López Urdí, alias Caminante del Planeta. La pintura en cuestión, encargada por la corporación municipal a la asociación Vella Escola y ejecutada en el 2018 en la Ronda da Coruña aúna elementos característicos del concello y «representa perfectamente la esencia de este pueblo», destacaba el bloguero. A espaldas de la iglesia parroquial, frente a la cual se cruzan el Camino Primitivo y el Francés, se representa al peregrino en ruta, así como los tres dulces típicos del municipio: melindres, almendrados y ricos (este últimos solo se encuentra en Melide).

Pontevedra 2021, que de manera simbólica se celebró en Santiago, en la plaza del Obradoiro
Pontevedra 2021, que de manera simbólica se celebró en Santiago, en la plaza del Obradoiro ASAMPO

Pontevedrada simbólica

La pandemia frustró el año pasado la Pontevedrada, una peregrinación nocturna entre Pontevedra y Santiago a favor de la donación de sangre, órganos y tejidos realizada por la asociación Amigos de la Pontevedrada (Asampo). Este domingo al mediodía, de forma testimonial, tuvo lugar en el Obradoiro su «arranque y clausura simbólica» bajo la lluvia, relató Raúl Álvarez, uno de los miembros de la directiva, presidida por Francisco Pérez-Mirás. Amigos, voluntarios y componentes de Asampo se trasladaron hasta la capital gallega para participar en la 11.ª edición de la Pontevedrada. Frente a la catedral compostelana, se dieron los tres bocinazos que marcan habitualmente el arranque en Pontevedra de la marcha solidaria, seguidos de los otros tres golpes que dan a su término con el báculo en la concha que marca el kilómetro cero.