El 99 % del profesorado admite dificultades con los trastornos del autismo en las escuelas

Un estudio en la USC valora los libros de texto como una barrera para la inclusión


santiago / la voz

Un 99 % del profesorado de enseñanza primaria admite problemas para tratar con alumnado que presenta trastornos del espectro autista (TEA): «Recoñecen dificultades formativas en relación cos materiais didácticos a utilizar co alumnado con TEA. E o 82 % non se consideran suficientemente formados», concluye una investigación de Marcos Pinaque Varela, docente del colegio de Vite, defendida como tesis doctoral en la Facultade de Ciencias da Educación de la USC.

Además «os libros de texto, que continúan a ser un material moi utilizado nas escolas, non cumpren as características propicias para atender ao alumnado con TEA actuando por tanto como barreira á hora de favorecer a súa inclusión educativa», agrega.

Pinaque investigó más de 5 años, orientado por los profesores Jesús Rodríguez Rodríguez y Montserrat Castro Rodríguez, de las universidades de Santiago y A Coruña, respectivamente. «Fixemos entrevistas e cuestionarios e responderon 280 docentes, sobre todo de Pedagoxía terapéutica, de Audición e linguaxe e docentes titores. O profesorado máis xeneralista ten maiores dificultades para atender a diversidade, e os departamentos de orientación son fundamentais para favorecer una maior integración do alumnado con TEA», sostiene.

Las dificultades para trabajar con alumnado con estos trastornos se deben son todo a dos ámbitos: «Aos seus patróns de conduta repetitivos, e ás súas dificultades de comunicación social. Por iso un traballo fundamental do profesorado é favorecer unha mellor relación do alumnado con TEA co resto dos colegas da aula, axudar a que os comprendan e que entenden as súas características particulares», manifiesta.

Cada vez hay más alumnado con TEA en los colegios. En algunos se han preocupado por eliminar barreras. Es el caso del de Vite, destaca Marcos, pues «hai uns anos houbo un proceso de adaptación do colexio para favorecer a inclusión educativa, con pictogramas e outras actuacións. Outros centros continúan sen estar deseñados aínda para favorecer a inclusión».

Pinaque considera que es bueno que el alumnado con TEA esté diagnosticado, pues así se le puede ayudar mejor, y debe participar la familia y, a veces, especialistas de fuera, como pediatras o neuropediatras. Resalta la colaboración del centro específico para TEA de Lamas de Abade, de la asociación Aspanaes.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

El 99 % del profesorado admite dificultades con los trastornos del autismo en las escuelas