Este emprendedor santiagués se ha propuesto revolucionar el trabajo del campo con drones

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

PACO RODRÍGUEZ

David Blanco tiene el apoyo de la Fundación Roberto Rivas y pondrá en marcha su proyecto de agricultura de precisión en Ponteareas

23 mar 2021 . Actualizado a las 18:49 h.

Él está convencido de que la calidad de vida en el medio rural es mejor que en las ciudades, «y el confinamiento acabó de confirmármelo», dice David Blanco. Este santiagués de 28 años se ha propuesto ahora que el trabajo en el campo sea menos sacrificado y obtenga mejores rendimientos. ¿Su arma secreta? Los drones. Hasta hace no mucho eran solo un pasatiempo para él, cuenta, pero poco a poco ha ido descubriendo sus posibilidades a la hora de optimizar cultivos y parcelas. Explica que con ellos se pueden tomar imágenes aéreas del terreno para conocer en detalle el estado de cada zona y responder con tratamientos específicos. De este modo, se ajustan los gastos a las necesidades reales y se mejora la producción. Además, añade, las aeronaves no tripuladas permiten abarcar grandes extensiones, llegar a espacios de difícil accesibilidad y ofrecen gran cantidad de información de forma rápida y fiable. Esta es, precisamente, la idea que está detrás del proyecto que dirige, Beniu. En su primera aventura como emprendedor David conjuga sus estudios de salud ambiental y gestión forestal con su formación como piloto de drones y aplicación de fitosanitarios aéreos para la agricultura de precisión. Tras realizar varios cursos de especialización, y trabajar en una empresa de Lalín, vio la oportunidad de negocio.

Su iniciativa fue seleccionada por el programa RR_dTerritorio, impulsado por la Fundación Roberto Rivas para detectar el talento local y apoyar la innovación en el ámbito rural. Lleva desde enero trabajando en su incubadora (con sede física en el vivero empresarial de Silleda), con el objetivo de llevar a cabo en mayo el primer cultivo piloto en Ponteareas, de donde procede su familia, posiblemente en una explotación de viñedos. «Y se plantean hacer más cosas a nivel nacional», avanza David, quien sostiene que uno de los mayores retos es coordinar la colaboración de empresas «de distinta índole, porque no se trata de hacer volar un simple dron, sino que dependes de un sistema de detección satelital, fabricantes, sistemas de análisis y procesamiento de datos...». Confiesa que, para él, fue decisivo el respaldo de Vicente Gil dentro del programa RR_dTerritorio: «Es un técnico agrícola con mucha experiencia, un veterano en este sector, que en principio era reticente a los drones. No lo acababa de ver, pero al sentarme con él y explicarle lo que se puede conseguir, acabó apoyándome».

Campaña comercial

La asociación Compostela Monumental, integrada por empresarios y comerciantes del casco histórico, continúa entregando los premios de su última campaña promocional. Hace unos días recogía el suyo el santiagués José Manuel Blanco Blanco, quien ganó una de las televisiones sorteadas en febrero. Acompañado por su nieto, acudió a la farmacia Casas Reales (donde obtuvo el boleto ganador, tras hacer una compra) para recibir la pantalla de 32 pulgadas de Magna Technology con la que le sonrió la fortuna. El cliente compartió su alegría y agradecimiento con el equipo de la farmacia de Laura T. de Soto Alberte y Nuria M. Rodríguez Fontenla.

PACO RODRÍGUEZ

Publicidade en Galego

Compostela acogió ayer la entrega de los Premios de Publicidade en Galego, convocados por la Cámara autonómica, la Secretaría Xeral de Política Lingüística y el Foro Enrique Peinador. En un acto celebrado en el Parlamento y retransmitido online, recogieron los galardones en las categorías de prensa, Internet, radio y televisión las empresas Martín Códax, el Grupo Cuevas, Aqualia y el Colexio Oficial de Psicoloxía de Galicia; así como los diseñadores de las campañas premiadas. La alumna ferrolana Andrea Miñones, respaldada por su profesora María Sales, obtuvo el premio especial en el ámbito educativo.