El picudo rojo mata una palmera de 110 años en Brión

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Cedido

El ejemplar, situado en una finca privada junto al balneario de Tremo, tuvo que ser talado

15 mar 2021 . Actualizado a las 22:51 h.

Lolita y Miguel no pudieron hacer nada para evitar que el picudo rojo terminará devorando las entrañas de una de las palmeras de su finca, situada en Brión, en las inmediaciones del balneario do Tremo. El ejemplar, que contaba con 110 años, dio los primeros síntomas de estar afectados por la plaga, y desde entonces intentaron evitar su muerte, pero nada pudieron hacer. Las hojas fueron las primeras en dar la voz de alarma, y hace unos días fue necesario talar totalmente la palmera. 

El picudo rojo tiene en jaque a los servicios de mantenimiento de parques y jardines de varios concellos gallegos, entre ellos al de Santiago, que está tratando varios ejemplares en Carrera do Conde y Fontiñas. En los municipios de Teo y Ames también hay varias palmeras dañadas. El picudo rojo se alimenta de la parte tierna del tronco y de la copa, y lo hace de una manera voraz. Hasta el punto de dejar huecas las hojas, momento en que pierden su color y pasan a desplomarse sobre el tronco. Tienen unas fuertes mandíbulas con las que abren galerías y cavidades en las hojas y en el fuste de la palmera hasta dejarla seca.