La mafia búlgara que compraba coca en Santiago elude la cárcel

Los cuatro acusados acuerdan con la Fiscalía aceptar cinco años de prisión, pero a tres se les conmuta por la expulsión de España y al jefe se le suspende porque dice estar reformado

Los cuatro miembros del grupo mafioso búlgaro que compraba cocaína en Galicia, durante el juicio en la sección compostelana de la Audiencia Provincial
Los cuatro miembros del grupo mafioso búlgaro que compraba cocaína en Galicia, durante el juicio en la sección compostelana de la Audiencia Provincial

Santiago

El grupo mafioso búlgaro detenido tras una operación iniciada en Santiago en el 2013 que frustró una compra de cocaína en Galicia por valor de 1.845.000 euros no irá a prisión. Los cuatro acusados han sido por fin juzgados en la sección compostelana de la Audiencia Provincial tras dos intentos fallidos, uno porque estaba de baja una de las letradas de la defensa y otro porque tres de ellos no se presentaron a la vista, y el resultado ha sido muy favorable para sus intereses, ya que han pasado de exponerse a penas de 13 años de cárcel para el jefe de la organización y diez para el resto a no tener que pisar la prisión.

Los cuatro han llegado a un acuerdo con la Fiscalía por el que admiten su culpabilidad a cambio de una importante reducción de las penas, que bajan en todos los casos a los cinco años de cárcel por un delito de tráfico de drogas y otro de pertenencia a organización criminal. Además, el jefe del grupo, Iván Haralampiev Todorov, ha conseguido que se le suspenda el cumplimiento de la condena porque ha alegado que está reformado, que ya no consume sustancias estupefacientes y que está arraigado en España, donde trabaja y vive con su pareja. Para ello, ha aportado informes del centro donde se trata su drogadicción, al que tendrá que seguir acudiendo, y los contratos de trabajo y de alquiler de la vivienda en la que reside. Los otros tres, Georgi Ivanov, Miroslav Silotov y Filip Pepegov, han pactado que se les conmute la pena por la expulsión del país por el plazo máximo previsto por la ley: diez años. Además, Haralampiev Todorov acepta una multa de 40 millones de euros, que será de 10 millones para los otros tres acusados.

La operación, que fue bautizada como Bulcan y que ejecutó la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional, se remonta al 24 de febrero del 2013, cuando se detectó la presencia en Santiago de un camión sospechoso con matrícula checa. El interior estaba vacío, pero en el coche que trajeron a la ciudad Georgi Ivanov y Filip Pepegov los agentes hallaron una bolsa con un total de 1.845.000 euros. Ambos fueron detenidos y puestos en libertad al poco tiempo, pero se les siguió la pista hasta Alcorcón (Madrid), donde esta mafia búlgara estaba establecida.

El 3 de abril del 2013 partió otro camión desde Alcorcón que la Policía interceptó en la frontera española con Francia de La Junquera (Gerona). En el vehículo aparecieron 47 paquetes de cocaína con un peso total de 46,898 kilos y una pureza del 73,9 %.

El presunto capo del grupo, Iván Haralampiev Todorov, fue arrestado en Alcorcón y se registraron sus propiedades, donde aparecieron 620 gramos de coca y tres kilos de heroína, además de otros útiles para el tráfico de drogas como balanzas de precisión o una máquina de envasar al vacío.

El golpe asestado por la Udyco, que coordinó en su día el juez José Antonio Vázquez Taín, un experto en tráfico de drogas, logró desarticular esta organización, que introducía heroína en España en camiones que hacía la ruta desde Afganistán y Pakistán a través de Bulgaria y la República Checa y que hacían el viaje de vuelta con cargas de cocaína que adquirían en Galicia y que después suministraban por toda Europa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La mafia búlgara que compraba coca en Santiago elude la cárcel