«Con la ampliación del horario nos dan al comercio un caramelo que no sirve de nada»

Los comerciantes insisten en denunciar que el cierre perimetral «mata al sector»


Santiago / la voz

«Un caramelito de dos horas que no sirve para nada». Así valora José Antonio Seijas, presidente de la Asociación Comercio Punto Compostela, la decisión de la Xunta de recuperar el horario habitual en el comercio de Santiago. El empresario considera que esa medida es una «tontería», y asegura que, entre los establecimientos asociados, el regreso el miércoles al horario completo «no se notó nada en las cajas».

Tampoco José María Fernández, de Santiago Centro, considera que la ampliación de unas horas sea la solución para el sector. «Sin los municipios de la almendra no hacemos nada. Santiago tiene un comercio para una población de 500.000 habitantes. El cierre perimetral es fundamental para [la mala marcha de] los negocios, aunque no podemos olvidar que estamos en febrero, que ya es un mes malo». De hecho, Chema Fernández apunta que «el efecto del cierre perimetral se nota especialmente el fin de semana, cuando no hay movimiento. Peor que de lunes a viernes es el fin de semana. Si hace un año nos dicen que estaríamos así, nadie lo creería».

Por su parte, José Ángel Blanco, de Compostela Monumental, señala que la ampliación de horario «siempre es una buena noticia, porque permite que aquellos que salen de trabajar más tarde puedan ir a comprar algo». Sin embargo, comparte la idea de que «el cierre perimetral nos está matando, y si no levantan el perímetro de poco sirve que dejen unas horas más de apertura». Blanco cree que la gente «está aburrida de tantos cambios. A veces, ya no sabes qué puedes y qué no puedes hacer». El portavoz de los comerciantes del casco histórico entiende que «el cierre de la hostelería y el cierre perimetral son las dos medidas que más perjudican al sector», porque, resuelve, «todo está relacionado».

En esta línea, Seijas califica de «auténtica locura que se permita abrir a El Corte Inglés o a los comercios de Costa Vella y no se deje abrir a los pequeños que están en As Cancelas y Área Central. Que alguien explique por qué. Es una incongruencia».

El sector critica especialmente la «persecución a la que someten a los trabajadores de fuera de Santiago. No pueden comprar un kilo de pimientos en el supermercado cuando salen de trabajar antes de ir a casa», apunta Seijas. En esa línea, Chema Fernández ve excesivo el control de la gente que viene a trabajar a la ciudad: «No se les deja comprar en un supermercado al lado de su trabajo. Esto es rizar el rizo».

La recuperación de la apertura habitual es más visible en negocios del Ensanche que en el casco viejo

De la misma manera que la reducción del tiempo de apertura comercial hasta las seis de la tarde hizo que surgieran diferentes horarios para adaptarse a los clientes, ahora tampoco hay unanimidad en las franjas de apertura del comercio compostelano. José María Fernández señala que en el Ensanche «la mayoría estaban abiertos» el miércoles con su horario habitual, pero José Ángel Blanco asegura que en el casco histórico muchos seguirán cerrando por la tarde, porque «la falta de turismo y de vecinos paseando por las calles no invita a tener abierto». Asimismo, Blanco señala que hay muchos establecimientos -los de recuerdos y joyerías- que siguen cerrados.

Seijas lamenta que las medidas de apertura y cierre «están volviendo locos a los comerciantes, pero también a la gente». El portavoz del sector indica que la reducción del horario implicó enviar al ERTE a muchos trabajadores. «Ahora tendrían que recuperarse, pero los comerciantes tienen que plantearse si compensa, porque en esas dos horas no habrá ingresos. Tienes que tener a más trabajadores cuando hay menos ingresos. Hay que pensarlo antes de ampliar las dos horas», plantea.

Seijas confía en que la próxima semana la Xunta anuncie cambios que sean más efectivos «para recuperar las ventas. Quizás si al menos permiten la entrada de los de Teo y Ames, se pueda notar mejoría». El comerciante considera que, cuando se levante el cierre perimetral, habrá más establecimientos que se planteen recuperar su horario habitual, pero con las limitaciones, muchos «se lo están pensando».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Con la ampliación del horario nos dan al comercio un caramelo que no sirve de nada»