Estos turrones no se han puesto aún a la venta y ya los piden desde Japón

La chef compostelana Lucía Freitas abrirá esta semana las reservas para sus dulces navideños, incluido un bombón solidario a favor de la Cocina Económica de Santiago


Santiago / La Voz

«El covid me dio tiempo y eso me permitió hacer cosas que no podía hacer antes», explica Lucía Freitas. La conocida chef compostelana explica que el frenazo en la actividad de sus restaurantes (A Tafona y Lume) fue clave este año para el lanzamiento de su línea de helados, inspirados en sus postres. Y, ahora que se acercan las Navidades, los ha reconvertido en turrones gourmet. En ello lleva trabajando el último mes la empresaria y cocinera distinguida con una estrella Michelin y dos Soles Repsol. Su idea es lanzar seis variedades, quizá alguna más en forma de edición especial. Ya ha dado un par de pinceladas sobre cómo serán a través de sus redes sociales, donde el interés se ha disparado. De hecho, todavía no se abrieron las reservas ni se sabe el precio de sus turrones y ya tiene encargos que llegan desde fuera de España, hasta de Japón, confirma una profesional que reúne a más de 35.000 seguidores entre sus perfiles personales y empresariales. «Esta semana pondremos en marcha una aplicación para hacer los pedidos y, a partir de la próxima, empezaremos con los envíos, tanto a nivel nacional como a otros países... Aunque me gustaría, sobre todo, que la gente de aquí pudiera disfrutar de ellos», destaca. «También se podrán recoger los encargos en persona en Santiago, en Lume, y así se ahorran el transporte», añade.

La chef ha diseñado tres turrones a partir de sus cromatismos, con bases de frutas. El primero, de un color amarillo intenso, está inspirado en la India y lleva mango alphonso y curri traídos de allí, además de fruta de la pasión. El verde, indica, responde al cromatismo con el que se presentó a la final de Cocinero del Año y su color viene de la albahaca, combinada con chocolate blanco, un toque de jengibre, lima kaffir y kiwis cosechados por su padre, Jesús Freitas, quien «ahora que está jubilado se dedica a su nieto y a su huerta, de la que salen cajas y cajas de kiwis», destaca ella con sumo orgullo. Su versión roja y navideña de La Vie en Rose incluye, entre otros ingredientes, sabroso chocolate rubí, frambuesas y rosas. Además, ofrecerá turrón de Cheescake de Savel; otro de Crujiente Palleté de Gianduia, avellanas y naranja confitada (el que tiene que sacar de las manos a su retoño); y por último uno de «Licor-K, dedicado a todos los jóvenes que rondamos los 40», comenta Freitas, quien se encuentra en la fase de pruebas para un séptimo sabor, «de huevos de galo celta», en un guiño a uno de los productores con los que lleva tiempo trabajando. Todos sus turrones, dice la cocinera, « tienen mucho trabajo detrás, son muy exclusivos y con un punto chispeante y aromático en la boca». La laboriosa elaboración, subraya, la tiene «enterrada en A Tafona de la mañana a la noche. Son como bombones gigantes: hay que encamisar los moldes, hacer las gominolas con frutas naturales, la ganache interior... Dejar que cuaje ya es un día entero y otro la suela. Tienen que pasar muchas horas para poder desmoldar. Cada turrón es como un niño», sostiene. 

A la vez que los turrones, destaca Freitas, lanzará también un bombón solidario a favor de la Cocina Económica de Santiago, «porque este año la gente nos necesita más que nunca». Tiene una cobertura de chocolate Original Beans que viene de Virunga, el Congo. «Sale de una cooperativa de mujeres que forma parte de un proyecto que ayuda a que la gente local pueda explotar sus tierras, en vez de que vengan de fuera a enriquecerse de ellas. Me pareció que sería chulo y muy significativo... Lo que para nosotros es solo un bombón para otro puede significar un plato caliente y el alimento del día. Nace como un proyecto local, porque ahora no puedo abarcar más, pero me lo planteo de cara al futuro a nivel nacional y más allá de la Navidad, porque no solo hay que acordarse de la solidaridad en estas fechas en las que la sociedad parece más sensible», apunta. Y esta no será la última de las novedades con las que va a sorprender la santiaguesa, que aprovechando que tiene un aceite propio que produce en Portugal, un par de vinos y turrones, sacará a la venta sus propias cestas navideñas. «La gente regala cada vez más gastronomía, y no solo en forma de bonos, también para compartir en familia», incide, al tiempo que repara en los pedidos especiales y personalizados que le hacen clientes habituales. Ella, que se define como una persona inquieta e «intensita», afirma entre risas, cuenta que de un proyecto van saliendo otros y en mente tiene también lanzar unas cookies gigantes o unos marshmallows. 

Lengua de signos gallega

En los últimos años, se han convertido en todo un fenómeno nacional explicando, con grades dosis de humor y afán divulgativo, el día a día de las personas con pérdida de audición. Por eso no es de extrañar que Pepe Vázquez, Mari Carmen Villar y su hijo Iván se encuentren entre los tres finalistas que optan al premio del público de Youtubeir@s, certamen que impulsa la creación en gallego. Estos mediáticos santiagueses, con más de 2.500 suscriptores, presentaron un vídeo sobre la desaparición de la lengua de signos gallega, que no está reconocida como la española o la catalana. Pepe y Mari Carmen, cuentan, la usaban en el colegio de sordos, pero ha ido perdiendo presencia frente a las oficiales. «As persoas xordas queremos recuperala», dice ella. «Espero que os lingüistas investiguen para poder recuperala», añade su marido, quien muestra las diferencias entre unas señas y otras. Los Vázquez compiten por el galardón contra el lucense Pablo Rodríguez Vila y su guía de apps para docentes, así como el mensaje musicado de Noelia Perpetuo, de Culleredo.

Espectáculo familiar

La cultura sigue en pie. Con aforos reducidos y todas las medidas sanitarias, pero la función continúa. Para ejemplo, la obra que unos 30 niños y adultos pudieron disfrutar este fin de semana en la Casa da Cultura de Touro. «Saaabor!», dirigida por Avelino González y protagonizada por Félix Rodríguez y Fran Rei, combinó música, magia, humor y teatro para arrancar las sonrisas del público.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Estos turrones no se han puesto aún a la venta y ya los piden desde Japón