Una familia sorda de Santiago, finalista al premio del público de Youtubeir@s

Patricia Calveiro Iglesias
P. Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

PACO RODRÍGUEZ

Los Vázquez optan al galardón con un vídeo sobre la desaparición de la lengua de signos gallega

01 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En los últimos años, se han convertido en todo un fenómeno nacional explicando, con grades dosis de humor y afán divulgativo, el día a día de las personas con pérdida de audición. Por eso no es de extrañar que Pepe Vázquez, Mari Carmen Villar y su hijo Iván se encuentren entre los tres finalistas que optan al premio del público de Youtubeir@s, certamen que impulsa la creación en gallego. Estos mediáticos santiagueses, con más de 2.500 suscriptores, presentaron un vídeo sobre la desaparición de la lengua de signos gallega, que no está reconocida como la española o la catalana. Pepe y Mari Carmen, cuentan, la usaban en el colegio de sordos, pero ha ido perdiendo presencia frente a las oficiales. «As persoas xordas queremos recuperala», dice ella. «Espero que os lingüistas investiguen para poder recuperala», añade su marido, quien muestra las diferencias entre unas señas y otras. Los Vázquez compiten por el galardón contra el lucense Pablo Rodríguez Vila y su guía de apps para docentes, así como el mensaje musicado de Noelia Perpetuo, de Culleredo.

Los Vázquez TV: «Somos una familia de personas sordas, unida y llena de alegría»

Familia Vázquez: «Nuestro canal no es solo para personas sordas, sino también para oyentes»

raquel c. Pérez

«¡Buenas tardes!, Te llamo del servicio de videointerpretación de lengua de signos, tengo aquí a la familia Vázquez, que quiere contactar contigo. Te voy a pasar con ellos e interpretaré la llamada». Así comienza la entrevista a Pepe Vázquez, Mari Carmen Villar y su hijo, Iván. Los tres protagonizan su propio canal de YouTube: Familia Vázquez TV. Sus vídeos, reivindicativos y repletos de humor, los han convertido, desde Santiago, en estrellas de las redes sociales.

Al teléfono Iván: «Voy a ir cambiando la cámara para que la intérprete vea a la persona que va a hablar. ¡Si se corta volvemos a llamar!».

Seguir leyendo