La duda en la desaparición de una menor en Santiago: ¿Huida voluntaria o retenida contra su voluntad?

Los padres de María llevan tres semanas sin saber nada de su hija, que podría estar con otro menor con el que mantenía una relación afectiva


Santiago de Compostela

El 21 de octubre, los padres de María L., una joven de de Santiago 17 años de edad, dejaron de tener noticias de ella. Ese día fue a clase en el instituto Lamas de Abade, donde estudia un grado de Enfermería y se puso en contacto con su madre para decirle que llegaría tarde porque iba a tomar algo con el chico con el que salía desde hacía unos siete meses, pero ya no regresó. No se llevó nada de casa, ni dinero, ni la tarjeta del banco, ni el DNI «no se llevó ni un pantalón», asegura Antonio, el padre de la menor.

En un principio todo apuntaba a una desaparición voluntaria, lo que hizo que los padres de la chica, aunque denunciaron inmediatamente el asunto en la comisaría de la Policía Nacional, no quisieran darle difusión porque albergaban la esperanza de la que joven volviese. Pero pasaron los días, fueron indagando y hablando con muchos amigos de María y el día 2 de noviembre tomaron la decisión de ampliar la denuncia porque consideran que «por el carácter celoso y tan manipulador» del joven con el que supuestamente se ha escapado, «podría tratarse de un caso de violencia de género», señala el padre de la desaparecida.

Eso es lo que está ahora sobre la mesa. ¿Se escapó la joven con este chico o, como sospechan sus padres, puede que eso fuese solo al principio y que ahora esté retenida contra su voluntad? La Policía Nacional y el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago están investigando el caso. María mide 1,55 metros de altura, es de complexión delgada, tiene el pelo castaño y los ojos marrones.

El chico con el que todo apunta a que se escapó María también es menor de edad y vive en el compostelano barrio de Vite. Según Antonio, su familia no está colaborando y se niegan a dar ninguna información que pueda revelar el paradero de los dos jóvenes. Existe, por tanto, la sospecha de que podrían estar encubriéndoles, aunque en comisaría también consta una denuncia por desaparición del menor.

«Yo no sé si mi hija se fue voluntariamente o se fue forzada con ese chico, si se fue porque le dijeron que iban a tal sitio y que mañana volvía, no lo sé, pero cada día que pasa es peor y peor y peor», asegura Antonio, que pide a su hija, que cumplirá 18 años en diciembre, que se ponga en contacto con ellos. La preocupación es aún mayor porque la chica está tomando un tratamiento médico y tampoco se llevó sus pastillas. Su dolencia la hace «ser más vulnerable», explica el padre de la desaparecida. «No tiene su medicación, por lo que nosotros ahora sí tenemos muy serias dudas de que quiera volver y no la dejen», añade.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La duda en la desaparición de una menor en Santiago: ¿Huida voluntaria o retenida contra su voluntad?