Arranca en Pan da Moa la temporada navideña para endulzar la segunda ola dentro y fuera de Galicia

Este año se podrán reservar «online» sus turrones y panettones desde cualquier parte de España


Santiago / La Voz

Seguramente estas sean unas Navidades atípicas, como colofón a un año nada convencional, marcado por una pandemia que nadie se esperaba. Entre la decoración de las casas se han colado nuevos inquilinos, como el gel hidroalcohólico, para protegerlas de un virus que no perdona, sean fiestas o no. Toca este agrio año endulzarlas más que nunca y en esta empresa anda ya volcado todo un referente de la repostería compostelana, Pan da Moa, que en los últimos tiempos se ha amasado de sol a sol un nombre propio dentro y fuera de la ciudad. En el obrador de Amio ya ha arrancado la campaña navideña y el equipo dirigido por Guillermo Moscoso ha elaborado sus primeros turrones, polvorones, cocadas, almendrados, y panettones (para los mazapanes y tortitas empiñonadas habrá que esperar a las fechas más señaladas, como Nochebuena y Fin de Año). La gran novedad, es que este año se podrán reservar por primera vez online y desde cualquier parte de España. Explica el hijo de Manuel Moscoso y Chus Moure que en la web de su tienda ya se podían hacer encargos de pan, bollería y empanadas; una lista que dentro de unos días pretenden ampliar con los dulces de temporada. El panadero santiagués aclara que solo se hacen cargo de la distribución en Santiago y alrededores, porque al depender de una empresa de reparto no puede asegurar que lleguen en tiempo y forma: «Ya hemos tenido alguna experiencia y no ha salido bien... Si mandamos pan y se retrasa tres días tarde imagínate cómo va a estar al llegar». Eso sí, si el cliente asume por cuenta propia la gestión del envío, como ya sucede en algún caso, su repostería no tiene fronteras dentro del país. De hecho, sus molletes llegaron durante la cuarentena domiciliaria de la primera ola hasta Alicante y otras comunidades autónomas. «Desde el confinamiento hubo mucha más venta online y de servicio a domicilio», constata Guillermo, quien reconoce que en los últimos años «hay gente que sí venía de otras partes de Galicia exclusivamente a por el panettone». Elaborar el postre de origen milanés, reconoce, resulta «harto laborioso. Es un trabajo duro, pero también muy reconfortante».

¿Y la satisfacción de estar presente en las mesas en fechas tan señaladas? «Es un honor y una responsabilidad. Notamos que cada vez hay mucha más exigencia y expectativas entre la gente que viene a comprar», responde este panadero de formación tradicional y espíritu innovador, quien ya anda con pruebas para ver si incorpora una nueva variedad de turrón a las diez que ya existen. Todo dependerá del resultado de los experimentos y por el momento mantiene el secreto del sabor con el que quiere sorprender. Quién sabe si llegará a desbancar a sus productos estrella de la Navidad: el panettone de chocolate, los polvorones de almendra (100 % marcona), el turrón de oro (de chocolate blanco tostado por fuera y piñón nacional en el interior) y sus pastelitos de crema de mantequilla.

Álvaro Siza y Compostela

La ciudad de Compostela custodia algunas de las joyas firmadas por el portugués Álvaro Siza, al que se le otorgó el último Premio Nacional de Arquitectura. El edificio del CGAC fue la primera de sus obras en la capital gallega. Dirigió también la remodelación del colindante parque de Bonaval, así como el diseño de la nueva facultad de Ciencias da Comunicación. La vinculación llega hasta el punto en que estaba previsto celebrar en Santiago la entrega del galardón, pero la pandemia obligó a trasladar la ceremonia al Palacio de Zurbano de Madrid, a la que no pudo asistir presencialmente el homenajeado. Quien sí pudo recibir en persona el aplauso de Pedro Sánchez y del resto de asistentes fue Najla Shami. La artista santiaguesa, de raíces gallego-palestinas, dedicó dos temas al de Matosinhos (gran aficionado a la música y la poesía). Así fue cómo sonó Rosalía de Castro, Negra Sombra y Na lingua que eu falo, para Siza el día en el que se convirtió en el primer arquitecto no español que recibe el premio nacional.

Nueva publicación en la zona histórica

La junta directiva de la Asociación de Veciños da Cidade Histórica Fonseca, que preside Roberto Almuíña, ocupa la portada de la publicación que acaba de lanzar la entidad gracias al programa de subvenciones del Concello. En dieciséis páginas concentran sus principales «inquietudes» y demandas, como la peatonalización de Mazarelos ?que la edila Mercedes Rosón anuncia para noviembre en una entrevista?, la instalación de la fibra óptica, la distribución de mercancías y la expansión de las terrazas, entre otras. Acompañan al presidente como directivos Pepe Baqueiro, Paloma Pintos, José Ángel Cocho, Vanesa Brea, María José Lorenzo, Pastora Rivas y Jesús Varela. El propio Varela, así como Encarna Otero y Pancho Candela, firman sendos artículos de opinión sobre la trascendencia de instalar Internet de alta velocidad en la zona vieja, otra Compostela «posíbel» y un nuevo modelo turístico, respectivamente. Los 300 ejemplares de la tirada se reparten estos días entre asociados, vecinos y comercios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Arranca en Pan da Moa la temporada navideña para endulzar la segunda ola dentro y fuera de Galicia