Un físico compostelano logra el apoyo de la UE para un prometedor proyecto

Mariano Campoy-Quintela, del CSIC, contará con la financiación ERC Proof of Concept de la UE para desarrollar generadores termoeléctricos orgánicos que no necesitan baterías con aplicaciones en la viticultura


Santiago / La Voz

En el capítulo de méritos comarcales, hay que destacar el logro conseguido por un santiagués, Mariano Campoy-Quintela, físico del CSIC en el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona. Él se ha empeñado en abordar uno de los problemas más críticos, el agotamiento de los recursos energéticos, y en este campo ha conseguido avances prometedores. Es por eso que el proyecto que dirige, Orgevine, contará con la financiación ERC Proof of Concept de la UE para desarrollar generadores termoeléctricos orgánicos que no necesitan baterías. Estos, explica el investigador en una entrevista publicada por el CSIC, son una forma de generar energía renovable, sostenible y de bajo coste. Y, entre los distintos ámbitos de aplicación, trabaja en «sensores autoalimentados, destinados a la viticultura. Ayudarán a conocer con precisión parámetros relevantes para el crecimiento de la uva, como la humedad o la temperatura local en todas las partes del viñedo; y podrán ayudar a un uso más inteligente de los fitosanitarios y del riego en las diferentes zonas», entre otros parámetros de monitorización.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un físico compostelano logra el apoyo de la UE para un prometedor proyecto