El día que un famoso «skater» cumplió un sueño en Compostela

Sergio Lucea, con más de medio millón de seguidores en YouTube, alucinó con la plaza de la Constitución


Santiago / La Voz

Solo en YouTube, tiene más de medio millón de seguidores. Es de los skaters españoles con más fans en las redes sociales, no solo en territorio nacional sino también fuera. Y el zaragozano Sergio Lucea ha tenido que venir a Santiago para cumplir a sus 29 años un sueño. Lo hizo realidad durante la desescalada. Tras mudarse en mayo a Monforte de Lemos, entre sus primeros viajes fuera de la provincia eligió la capital gallega. Tenía el ojo echado a la plaza de la Constitución, uno de los lugares frecuentadas por los adictos al monopatín de la ciudad. «Llevo toda mi vida queriendo ir a una skateplaza», confesaba ilusionado en uno de sus vídeos Lucea, quien tras conocer el espacio del Ensanche llegó a la conclusión de que es incluso «mejor que eso». Entusiasmado con el concepto que proyectó el arquitecto Daniel Yábar, el skater se deshizo en elogios.

«¡Qué pedazo de park! Esto es una plaza, pero dejan patinar. ¡Que guapo todo! ¡Qué suelo! Es increíble. Estoy flipando ahora mismo de todo lo que hay aquí. ¡Es brutal! Es muy heavy que exista esto», relataba a sus miles de suscriptores en su primera toma de contacto, arropado sobre el terreno por Dani, Zorgar y Paulo Nunes. Fue un rodaje accidentado, a pesar de que pudo esquivar con pericia algún perro suelto que se le cruzó por delante. Sin embargo, uno de sus acompañantes, Paulo (entrenador y adicto al fitness), terminó en el hospital al tratar de hacer un dragon flip bajando unas escaleras. «Es lo que a todo skater le pasa algún día», aseguraba Lucea, quien decidió continuar la función y acabó siendo aplaudido por quienes fueron testigos de sus hazañas sobre el patín. Se marcó un truco distinto en cada módulo de la plaza, en cada banco, rampa, barandilla... «En modo héroe», decía Zorgar, detrás de la cámara. Incluso pidió a cuatro jóvenes que se encontraban en la plaza que le pusieran retos. Niko, Pablo, Jaco y Uxía se prestaron y acabaron vitoreando las virguerías que Lucea llevó a cabo. Entre ellas, saltar tres escalones para aterrizar sobre otra tabla con la suya y mantener la marcha sobre ambas. No solo logró la proeza, sino que prometió a Jaco ­—por poner su maltrecho patín al servicio del experimento— que le daría el que él estaba usando.

Medalla nacional

Un catedrático de la USC ha sido premiado por contribuir al avance y proyección de la estadística y la investigación operativa en el ámbito internacional. Se trata de Wenceslao González Manteiga, miembro del cuerpo docente de la Facultade de Matemáticas, así como de la Real Academia Galega de Ciencias y socio fundador de Sgapeio, quien recibirá una de las medallas de la Sociedad Española de Estadística e Investigación Operativa (SEIO), junto a Laureano F. Escudero y Leandro Pardo. El jurado valoró su «notable» trayectoria científica y, en particular, destaca: «Ha creado una escuela de estadística no paramétrica en Galicia con repercusión internacional. Lidera el grupo de investigación “Modelos de Optimización, Decisión, Estadística y Aplicaciones” en Galicia. Participó decisivamente en la creación del Instituto Tecnológico de Matemática Industrial. Ha formado un número muy relevante de científicos, muchos de ellos de renombre internacional. Ha contribuido decisivamente a la creación y mantenimiento de programas de doctorado en su universidad. Cuenta con más de doscientas publicaciones y un número muy notable de citas. Tiene como colaboradores a importantes estadísticos internacionales. Fue Editor jefe de TEST (1996-2001) y editor asociado durante 12 años y ha potenciado la SEIO notablemente entre colegas y discípulos». Este galardón se suma al reciente Premio SEIO-Fundación BBVA que obtuvo el catedrático por un trabajo publicado el año pasado.

No cae en saco roto

La cena benéfica celebrada en el restaurante compostelano Orixe con motivo de su reapertura tras el parón forzado por el covid no cayó en saco roto. Tal y como estaba previsto, el dueño del negocio hostelero, Martin Pais, hizo entrega de los 850 euros recaudados ese día a la Cocina Económica de Santiago. Sor Alicia Lourido, directora del comedor social, y Javier Brage, administrador de la entidad, agradecieron el gesto a un hostelero ejemplar como este, implicado con los problemas y realidades que lo rodean.

De ver las colas del hambre a organizar en su restaurante una exitosa cena solidaria

Patricia Calveiro

Las 28 mesas de Orixe se llenaron para apoyar su iniciativa a favor de la Cocina Económica

Confiesa Martin Pais, el gerente del restaurante compostelano Orixe que la del miércoles fue una noche especial. La vivió «cunha especie de nerviosismo e alegría. Estabamos súper contentos por empezar, e máis da maneira na que o fixemos», con una cena benéfica a favor de la Cocina Económica, la cual resultó todo un éxito, con todas las plazas cubiertas (eran 28 mesas) y las reservas prácticamente cerradas ya en la jornada anterior. Para él la causa no era una cualquiera, ya que fue testigo directo de las colas del hambre durante los últimos meses. «Cando empezou a pandemia tocoume ver a realidade da Cociña Económica a diario, porque paso por diante cando saio da zona vella. Nós estabamos preparando a apertura da tenda de ultramarinos e puiden ver como as colas foron aumentando», relata. Entre las imágenes que se le han quedado grabadas, «a das familias con nenos esperando para recoller a comida, xa que deixaron de servila dentro como medida de seguridade». Martin explica que él propuso la idea y su equipo se volcó desde el primer momento, pero de poco habría servido si la gente no hubiese respondido, «algo que para min foi moi importante».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El día que un famoso «skater» cumplió un sueño en Compostela