El abrazo más viral de una familia sorda tras seis meses separados

El reencuentro de Mari Carmen y Pepe con su hijo Iván en Santiago, donde arrancó su canal de YouTube, conmovió a las redes sociales


Santiago / La Voz

Pocos pudieron ver la escena en directo, en pleno casco histórico compostelano, en la Rúa Nova. Sin embargo, virtualmente ha llegado a más de 40.000 personas y las redes sociales se han conmovido con el abrazo más viral de una familia sorda. El momento cobra aún más importancia al conocer a sus protagonistas, unos santiagueses que desde hace tres años cuentan en un canal de YouTube su día a día en la lengua de signos. Se han convertido en un todo un fenómeno nacional explicando, con grandes dosis de humor, cómo es el día a día para las personas que conviven con la pérdida de audición. Cuenta Iván Vázquez que, cuando estudiaba, el orientador del colegio le desaconsejó meterse en estudios universitarios, pero él nunca se rindió a la primera y acabó sacándose la carrera de Educación Social en la UDC. Hace ocho meses se trasladó a Madrid y dudaron si cerrar el canal de YouTube, relata, «pero decidimos seguir funcionando a distancia». Había conseguido un trabajo en la capital y, cuando se declaró el estado de alarma por el coronavirus, llevaba ya casi tres meses sin venir a Galicia.

«La cuarentena la pasé en el sitio más afectado de toda España y psicológicamente fue duro tener lejos a los míos, porque jamás había estado tanto tiempo sin ver a mis padres. Y allí el ambiente era horrible. En la calle se respiraba tristeza y escuchabas cada día el traslado de enfermos a hospitales», continúa. El pasado fin de semana Iván regresaba por sorpresa para pasar junto a su familia las vacaciones. Ni su madre, Mari Carmen Villar, ni su padre, Pepe Vázquez, contaban con él. Unos amigos sirvieron como cómplices y, justo cuando ella salió a fumar a la puerta de la cervecería Rúa Bella, aparecía Iván corriendo. «¡Ana, me has engañado!», exclama la mujer a la persona que la graba en el vídeo subido a Instagram y Facebook, justo después de fundirse con su hijo único en uno de esos abrazos que dejan a uno balanceándose. El padre estaba de espaldas dentro del bar, junto a otros familiares, cuando entró el vástago. Su cara al verlo era el reflejo de la felicidad. Iván reconoce que no esperaba que su reencuentro tuviese tal repercusión, aunque cuentan con más de 200.000 visualizaciones en YouTube y preparan ahora el lanzamiento de una web propia.

«Nuestro objetivo es sensibilizar a la gente a través del canal. No es solo para sordos, sino también para oyentes. Hemos puesto subtítulos porque queremos llegar a todo el mundo, que la gente pase un rato divertido y cambie de mentalidad sobre las personas sordas, porque muchos aún lo ven como una discapacidad y somos una familia normal».

Mucho que contar

El 18 de julio de 1919 nacía José Veiga Gandarela en la aldea de Cabanela, donde sigue viviendo junto a su mujer e hijo. El vecino de Rois cumplía este fin de semana 101 años y, además de gozar de un estado físico envidiable, continúa siendo un grandísimo conversador, con mucho que contar. A mediados del siglo pasado, José presidió la Cámara Agraria de A Coruña, un cargo que conllevaba hacer numerosos viajes a Madrid, cruzando media España para defender en la capital el medio de vida de muchas familias de la provincia. Él pasó toda su vida vinculado a la agricultura y ganadería, un tema del que puede hablar largo y tendido, como de la Guerra Civil, entre cientos de anécdotas. Así lo comprobaron el alcalde Ramón Tojo y el concejal Manuel dos Santos, quienes un año más visitaron al vecino de la parroquia de Urdilde para agasajarlo con un detalle. El año pasado, por su 100 cumpleaños, fue un peregrino de bronce en nombre de la corporación municipal y este recibió la medalla del Concello. Una historia más que podrá contar José.

Música por la igualdad

Viento. Percusión. Cánticos... La música se abrió paso el domingo por Cabanas, en el concello de A Baña, de la mano de un pasacalles muy especial. Sus integrantes, todas mujeres. Las componentes del grupo Brassica Rapa (Andrea, María, Paula, Xiana, Raquel, Julia, Maritza y Ainara) se encargaron de abrir de esta forma el ciclo de actuaciones municipales con las que se busca fomentar la igualdad a través de la cultura, en un verano marcado por la pandemia, a la vez que se apoya a las asociaciones parroquiales para ofrecer este tipo de espectáculos. La fanfarria femenina sacó a relucir un repertorio variado y creó a su paso un ambiente festivo que muchos salieron a aplaudir desde ventanas y calles.

Brassica Rapa, una «brass band» femenina que rinde homenaje al grelo triunfa en toda Galicia

lucía rey

Antes del covid-19  llenaban festivales y calles con pop, jazz y temas tradicionales que poseen un aire reivindicativo

Xiana y Paula tocan con maestría el trombón; María, la trompeta; Maritza, la trompa; Andrea, el saxofón; y Ainara, el bombo; mientras que Raquel alterna la tuba y el bajo eléctrico, y Julia la caja y la batería con platos. Las ocho dan vida a Brassica Rapa, la brass band femenina que, antes del coronavirus, triunfaba con un toque reivindicativo en celebraciones, fiestas y festivales de toda Galicia, y que con su nombre rinde homenaje a uno de los alimentos autóctonos por excelencia: el grelo. «É un xogo de palabras porque brassica rapa é o nome científico do grelo; ademais, brass, que significa metal en inglés, fai referencia á música de vento e metal que tocamos nós; e por riba, na fala lusófona o grelo está relacionado co clítoris, polo que tamén se relaciona coa muller», detalla Xiana Naval Chaves, de 23 años.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El abrazo más viral de una familia sorda tras seis meses separados