Ella renunció a la música al nacer su hija y ahora es reconocida como la mejor cantante del top 20 gallego

La brionesa Ruth Cundíns, ganadora del concurso de televisión «Recantos de Ouro», ya piensa en grabar su segundo disco


Santiago / La Voz

Nació en A Coruña, se casó con un arzuano y viven en Brión. «Nos Ánxeles», puntualiza Ruth Cundíns, quien ha vuelto a la escena musical por la puerta grande. Cuenta que, después de 24 años dando el do de pecho en las orquestas, dejó el mundo de la verbena al nacer su hija, Dunia Quintela, que ya ha cumplido 6. «Sempre me gustou cantar e o meu marido propúxome presentarme a un concurso da televisión galega, pero a min nunca me gustaron este tipo de programas», comenta risueña tras proclamarse en uno de ellos como la mejor voz del top 20 gallego. «El foi o que me enganou para ir. Presentouse por min e chamáronme para facer unha proba que eu non solicitara», relata sobre su primer paso por Recantos. Fue en la temporada 2016-2017 del programa Luar y llegó hasta la final. Se quedó a las puertas. «O vencedor foi Antonio Barros. Fíxoo especialmente ben e alegreime da súa vitoria, porque foi merecida», asegura. Su segunda oportunidad llegó con la edición especial del certamen por su décimo aniversario, Recantos de Ouro, donde competían los 20 mejores. Y, en esta ocasión, la representante de Terras de Compostela se impuso en la última gala a Maite Creo, abanderada de la zona de Noia y Barbanza. La versión gallega que hizo Ruth del tema principal de Titanic y del Aleluya de Leonard Cohen acabó ganándose al jurado, formado por otra brionesa de renombre en la verbena gallega, Fátima Pego, la cantante ordense Tania Veiras (un dúo, por cierto, de lo más bailón en redes sociales) y Manuel de Andrade, la pieza más dura de roer. «A verdade é que a competición estivo reñida e había grandes voces a proxectarse», destaca la vencedora, al tiempo que confiesa que «vivino mellor que da outra vez, porque xa non tiña tantos nervios por saír na televisión e xa sabía o que era». La victoria en tiempos de coronavirus, dice, la celebró con sus amigos más íntimos y su pareja en el Eme Music Club de Santiago. ¿Dar el salto a los concursos nacionales? «De momento estou contenta con esta vitoria, aínda que non descarto nada, porque collinlle o gusto a isto de competir no eido musical», responde entre risas. Lo que sí avanza es que ya piensa en grabar su segundo disco y primero en español: «Estou mirando temas inéditos que me gustan a min, dentro do meu estilo, con baladas e un pouco de pop».

Pasarela de novias

El pazo de Cores vio desfilar este fin de semana a las primeras novias de la temporada dentro de un showroom nupcial y de ceremonias con pasarela. El gerente de este enclave privilegiado de A Baña, Pablo Reino, explica que reanudarán los banquetes en agosto tras los aplazamientos por el covid. Y, precisamente, «porque todo se paralizó y hubo que replantear el concepto de las bodas para hacer algo mucho más íntimo», surgió la idea de mostrar en un mismo espacio cómo llevarlo a cabo a pequeña escala, explica la organizadora de eventos Raquel Gamallo, quien orquestó la cita del sábado en colaboración con el Pazo de Cores. Allí se reunieron 17 expositores del sector, uno de cada ámbito, incluida la fotografía representada por del estudio santiagués Verte Feliz y los arreglos de Floriforma). Hubo sorteos, degustaciones, música, charlas y hasta un espectáculo de cetrería donde un águila llamada Rambito, de Rapiñas do Salnés, entregó las alianzas. La pasarela para invitadas corrió a cargo de las tiendas My Vintage Clothes y la ordense Moda Xove A. Ferreiro, al tiempo que la diseñadora Miriam Guerreiro presentó una colección exclusiva para la ocasión. Los vestidos de novia fueron de Bridetobe. Los de primera comunión, de Yolanda Eternamente Yolanda. Y en el desfile infantil se presentó un nuevo proyecto, Manchiritas, creado durante el confinamiento para los héroes de la casa y con la particularidad de llevar los conjuntos una capa desmontable.

Y van ocho proezas

La librería Cronopios de Santiago fue el lugar elegido para la puesta de largo de Árbores no deserto, nuevo poemario de Rosalía Fernández Rial, filóloga, performer y doctora en didáctica de las lenguas y de la expresión dramática por la USC. En la presentación de su octavo libro como poeta, todo un hito en los tiempos que corren para la lírica —malos, tal y como avanzaba Bertolt Brecht, antes de ser llevado al pop—, la autora estuvo arropada por la profesora y crítica literaria Montse Pena y el director de la Editorial Galaxia, Francisco Castro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ella renunció a la música al nacer su hija y ahora es reconocida como la mejor cantante del top 20 gallego