Aumenta el descontento entre los alumnos de la USC por el fin de curso y las pruebas «on-line»

Mañana se acaba el plazo para que los departamentos comuniquen oficialmente a los estudiantes los criterios de evaluación que seguirán

Edificios vacíos en los campus gallegos
Edificios vacíos en los campus gallegos

Santiago / La Voz

El descontento entre los alumnos de la Universidade de Santiago (USC) por el fin de curso y los exámenes on-line va en aumento. Los estudiantes siguen en pie de guerra en aquellas carreras en las que la mayoría de los docentes han descartado la evaluación continua y en su lugar prevén hacer una prueba telemática (de la que dependerá el 100 % de la nota o una parte muy importante de ella), a pesar de que el Consello de Goberno ha insistido en que sea «preferentemente» sin examen final.

Ayer mismo tenía lugar una reunión telemática entre representantes de distintas facultades con la secretaria xeral de USC, Dulce María García Mella, y el vicerrector de Estudiantes, Víctor Arce. En ella, los portavoces estudiantiles manifestaron su descontento por cómo se están ignorando las directrices de la resolución rectoral, al tiempo que denunciaron que en ciertas ocasiones la docencia no se está impartiendo

Los delegados estudiantiles explican que García y Arce subrayaron que los acuerdos del Consello de Goberno a raíz de la suspensión de clases «no son consejos o recomendaciones que se puedan tomar o no, sino una guía a seguir. La evaluación continua es el método que debe primar y solamente en excepciones debidamente justificadas debiera optarse por una prueba final en la plataforma del campus virtual». Un campus virtual que ayer se vino abajo durante unas horas

Aseguran desde la Asamblea Aberta de Medicina, una de las más activas en esta situación excepcional provocada por el estado de alarma, que las dificultades que plantea el campus virtual para la realización de exámenes puede acabar repercutiendo en sus expedientes académicos. Para empezar, «se cae el sistema frecuentemente y la velocidad es lentísima. En nuestra carrera, en muchos casos, se pone un tiempo límite para contestar a cada pregunta y a veces ni siquera permite volver atrás. Si se colapsa el sistema en ese momento te quedas sin contestar. Las condiciones que se nos ofrecen son incluso peores que en un examen presencial, porque antes podías gestionar tu tiempo, retomar cuestiones que dejaste atrás y repasar; algo que virtualmente no podemos hacer».

Protesta virtual

Por otra parte, y para demostrar que «o campus virtual non está preparado para soportar unha gran cantidade de alumnos á vez», la Asamblea Aberta de Medicina puso a prueba ayer el sistema y lo colapsó tras convocar a los estudiantes a conectarse todos a la misma hora. Querían poner en evidencia las limitaciones de la plataforma, especialmente con un volumen elevado de tráfico, de cara a los exámenes finales, teniendo en cuenta además que mañana acaba el plazo límite para que los departamentos comuniquen oficialmente al alumnado los criterios de evaluación, dicen. La protesta virtual tuvo un gran eco, convirtiéndose el hashtag #AsiNonUSC en tendencia en Twitter, junto a las imágenes que publicaban los estudiantes frente a sus pantallas en el momento de la caída de la plataforma. 

Después de que esto sucediese y ante un nuevo aluvión de críticas, la USC informó que, siendo conocedores de que estaba previsto un «ataque bot por parte dun colectivo de alumnado, considerouse unha boa oportunidade» para realizar una prueba de estrés y, «de xeito consciente, non se estableceron cortalumes previos». La asamblea estudiantil de Medicina puso en entredicho la respuesta de la institución pública, ya que «todas as paradas de mantemento do campus virtual son notificadas con antelación». «Deslexitimar a demostración que fixemos hoxe [por ayer, martes] con información falsa é impropio dunha universidade pública», añaden, a la vez que insisten en que fueron personas reales, con conciencia crítica, las que colapsaron el sistema y no robots ni programas informáticos.

En contra de esta versión, se pronunciaba Arce esta mañana en la Radio Galega, echando si cabe más leña al fuego. «Podo confirmar que houbo un ataque de bots», dijo, ya que se ha comprobado que un minuto las conexiones a la plataforma igualaron a la media de todo el estudiantado: «Creo que trabar o sistema non beneficia a ningúen, trátase de ter unha actitude construtiva para tratar de buscar solucións».

Aunque el vicerrector de Estudiantes indicó que hubo puntos en los que no se llegó a un consenso en la reunión con los universitarios, ya que la USC descarta la opción de finalizar el curso en este momento, también resaltó el tono positivo y constructivo mantenido en el encuentro telmático por parte de los delegados estudiantiles. «Estamos tratando de atopar a mellor solución posible e farase un esforzo para tratar de que ningún estudante saia perxudicado» por la situación forzada por el covid-19.

No obstante, y con el día 30 de abril como plazo límite para lograr que más profesores se acojan a la evaluación continua, la asamblea estudiantil de Medicina ha anunciado como medida de presión más convocatorias para colapsar el campus virtual y ha anunciado nuevas movilizaciones telemáticas. Por otra parte, esta mañana estaban en el aire la posibilidad de realizar una reunión entre los delegados estudiantiles y el rectorado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Aumenta el descontento entre los alumnos de la USC por el fin de curso y las pruebas «on-line»