Creatividad en semanas de confinamiento para artistas y escritores

Componer, escribir, tocar y pintar se conjuga ahora con actividades en familia


Santiago / la voz

Su música, versos, rostros, así como obras ocuparon en múltiples ocasiones escenarios, librerías, salas de exposiciones y de cine compostelanas. Ahora, por el estado de alarma, no es posible. ¿Pero qué hacen estos días? Los que pueden aprovechan para seguir creando ante un futuro que ven lleno de incertidumbre.

Alfonso Espiño (músico). Ofreció dos actuaciones en directo en la Red -«o feedback foi moi bo»-, y lo volverá a hacer la próxima semana. Pero este músico compostelano también aprovecha el confinamiento para hacer limpieza general y pequeños arreglos junto a su pareja. «Esas cousas que sempre hai que facer», apunta. Está dando los últimos retoques a su primer libro, basado en su tesis Beat, pop e rock en Santiago de Compostela (1954-1978) y, además de rescatar proyectos musicales de esos que guardados en carpetas, trabaja en un tema en el que reflexiona sobre la situación actual. «Tereino a próxima semana», dice.

Sabela Arán (actriz). La intérprete ha visto interrumpido el rodaje de 3 Caminos, la nueva serie de Amazon, por la crisis sanitaria, así que aprovecha «para leer cosas pendientes, ver series y películas; las aficiones de siempre pero elevadas al cuadrado». A falta de poder trabajar, los puzles se convierten para ella en un pasatiempo. El balcón y sacar al perro, su vínculo con el exterior.

Luís Soto (músico de la Real Filharmonía). El trabajo en casa no es el cambio -«nós xa preparabamos o programa na nosa casa»-, sino «que agora non hai posta en común nin sabes cal é o siguiente programa que terás que interpretar», mostrándose además muy preocupado sobre cuándo se podrá reanudar la actividad concertística y qué papel jugará la música entonces. Con sus hijos, Lucas y Cecilia, «seguimos facendo o mesmo, pero moitísimo máis intenso, porque tocamos moito máis xuntos e gravamos vídeos para enviarllos aos amigos».

María do Cebreiro (escritora). «O meu mozo normalmente non vive en Galicia, pero pillouno aquí», dice la escritora, así que «é un xeito de vivilo bo porque van ser moitos días». María do Cebreiro apunta que nota diferencia entre cómo se vive el confinamiento en su barrio, Sar, y el centro, como si en el barrio «se estréitase a relación vital». Ve la limpieza de armarios «como se nos estiveramos mudando para un tempo novo». Defensora de la cultura como elemento crítico -«é o que necesitamos neste tempo»-, al principio no participó en iniciativas por la Red, «pero por unha necesidade vital empecei a empregar o caderno de bitácora da miña páxina web para escribir reflexións ao fío desta crise». Y seguirá.

Mery Pais (artista disciplinar). Pintando mucho a acuarela y leyendo «porque tengo muchas ideas para nuevas obras pero no tengo medios en casa» pasa el confinamiento esta artista compostelana, que ayer celebraba su cumpleaños. Y no lo hacía sola, porque desde el día 14 está confinada con su familia. Hacen manualidades, una casita de insectos, su hermana toca el piano, su padre realiza trabajos de carpintería... «todos en esta casa tienen dotes de artistas», así que a la hora de inmortalizarse hicieron un posado creativo.

Cándido Pazó (actor e dramaturgo). Un día antes de decretarse el estado de alarma, este vecino de Vedra sufrió una intervención quirúrgica y está recuperándose. «Así xa non teño tentacións de saír», bromea. La situación truncó las giras con El electo por España y con A compañeira de piso, pero está aprovechando para investigar para un espectáculo basado en La Tribuna, de Emilia Pardo Bazán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Creatividad en semanas de confinamiento para artistas y escritores