Infractores reincidentes en Santiago: la policía desaloja por segunda vez la cafetería de la gasolinera de Costa Vella

Pese a incumplir de forma reiterada las restricciones del estado de alarma, el propietario del establecimiento no ha sido multado


Santiago

Los propietarios de la cafetería de la gasolinera Cepsa del polígono de Costa Vella, la que está situada al lado del supermercado Día, volvieron a incumplir ayer las restricciones que el estado de alarma decretado en todo el país impone a los locales de ocio y restauración, a los que se obliga a permanecer cerrados. El establecimiento abrió el pasado domingo y por ello fue apercibido por agentes de la Policía Local de Santiago, ante los que el responsable se justificó alegando que había habido un malentendido propiciado por el hecho de que la gasolinera sí tiene permiso para trabajar.

Pues bien, ayer por la mañana esta situación se reprodujo y el local volvía a estar abierto y a rebosar de clientes, con el grave riesgo de contagio que ello supone en el caso del coronavirus Covid-19.

En esta nueva ocasión fue una patrulla de la Policía Nacional la que se percató del incumplimiento y apercibió al responsable de que estaban infringiendo las restricciones del estado de alarma, por lo que se estaban exponiendo a una dura sanción que en esta ocasión le perdonaron. En parte, porque los agentes no tenían conocimiento de que eran reincidentes.

La cafetería de la gasolinera del polígono de Costa Vella es un punto frecuente de reunión de transportistas y camioneros que van y vienen de dejar mercancía en las empresas de esta zona comercial y en la industrial del Tambre.

La Policía Local ya cuenta con los 14 nuevos agentes que iban a incorporarse en verano

Buena noticia para la Policía Local de Santiago, que ya cuenta desde el pasado lunes con los catorce nuevos agentes que se iban a incorporar en verano. Tras decretarse el cierre de todos los centros de enseñanza, orden que también afectó a la Academia Galega de Seguridade de A Estrada, se tomó la decisión de que los alumnos invirtieran su proceso formativo, posponiendo la parte teórica hasta que se levante el estado de alarma, y adelantando su período de prácticas.

De este modo, el cuerpo municipal podrá reforzar sus operativos en estos momentos de máxima necesidad por la crisis del coronavirus. Además de estos catorce nuevos agentes, también está prevista la próxima incorporación de otros dos, aunque en este caso se trata de policías de otros municipios que han solicitado cambio de destino.

El control de los movimientos por carretera se intensifica en Santiago

Las normas que ha impuesto el estado de alarma son muy estrictas en lo que se refiere al movimiento de personas. Está absolutamente prohibido salir de casa salvo que sea por una causa justificada, como por ejemplo acudir al trabajo. Para vigilar el cumplimiento de estas restricciones, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que están todas ahora bajo el mando único del Ministerio del Interior, han intensificado los controles en los accesos por carretera de las ciudades y la Guardia Civil ya ha puesto en marcha su despliegue en el área metropolitana de Santiago.

Los controles son aleatorios y móviles, al estilo de los que hace Tráfico para vigilar que los conductores no hayan consumido alcohol o drogas. Se establecen en puntos muy visibles de las carreteras de acceso a la ciudad, como el que ayer se desplegó por la mañana en la zona de O Milladoiro (Ames). Son básicamente preventivos e informativos y su misión principal es que los ciudadanos se conciencien de la necesidad de no hacer salidas más allá de las obligatorias. No obstante, los agentes pueden llegar a solicitar algún documento que acredite que el conductor está realizando un desplazamiento por razones laborales. Por ello, en muchas empresas se están extendiendo certificados personalizados para entregar en caso de que sean requeridos. También se vigila el cumplimiento de que solo vaya una persona en cada vehículo.

Esos controles, además, se realizan con pocos agentes, con el fin de extremar las medidas de seguridad y precaución para evitar contagios por el coronavirus Covid-19. La Guardia Civil actúa en estrecha coordinación con todas las policías locales. En el área de Compostela, sobre todo con las de zonas más urbanas, como Santiago, Ames, Teo u Oroso, ya que en los otros municipios el instituto armado es la principal y casi única fuerza de seguridad disponible.

En función de las necesidades, esos controles podrían ir aumentándose en los próximos días. Todas las fuerzas de seguridad participaron el lunes en una reunión en la Subdelegación del Gobierno en la que se pusieron las bases de futuras operaciones. En el caso de Santiago, ya cuenta con un plan que sería el que se aplicaría y que se correspondería, en buena medida, con el despliegue que cada año se pone en marcha en verano, y de forma más intensa en julio, durante las fiestas del Apóstol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Infractores reincidentes en Santiago: la policía desaloja por segunda vez la cafetería de la gasolinera de Costa Vella