Los infractores del estado de alarma en Santiago: un bar abierto, un deportista y dos jóvenes fumando marihuana en un coche

La Policía Local patrulla a diario para comprobar que se cumple con el cierre de negocios y las limitaciones al movimiento de personas


Santiago

Los compostelanos están cumpliendo, en su gran mayoría, con las severas restricciones que la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus ha impuesto. Los bares, restaurantes y todo tipo de locales de ocio tienen que cerrar obligatoriamente y así está sucediendo, salvo alguna excepción. La Policía Local patrulla a diario la ciudad y el domingo solo tuvieron tres incidencias.

La primera se produjo a las 10.50 horas en la calle de San Francisco, en plena zona monumental. Los agentes comprobaron que un bar estaba abierto, por lo que procedieron a advertirle de la obligación de permanecer cerrado. El responsable no se lo tomó bien y tuvo una palabras con los policías, aunque finalmente obedeció sus órdenes cuando le detallaron las graves consecuencias en forma de multas e incluso de penas de cárcel que tiene no acatar las restricciones impuestas para frenar el contagio del coronavirus.

En esa misma jornada, otra patrulla de la Policía Local de Santiago detectó, en la plaza de la Constitución, junto al Parlamento de Galicia, a una persona que estaba haciendo deporte y escuchando música. Una vez que le explicaron que esa actividad no estaba permitida, no puso ninguna objeción y se marchó.

El tercer incidente tuvo lugar en las inmediaciones del Auditorio de Galicia, donde una patrulla policial observó a dos jóvenes dentro de un coche. Cuando les pidieron que salieran del vehículo, comprobaron que estaban fumando marihuana, por lo que además de ordenarles que regresaran a sus domicilios, les incautaron la droga que llevaban encima.

Pese a estas situaciones, que son puntuales en un clima de total respeto a las limitaciones que ha impuesto el estado de alarma, en Santiago todavía no se ha tramitado ninguna sanción contra estos infractores, como ha confirmado el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo (PSdeG-PSOE). Por el momento, la Policía Local se limita a advertir y a informar, pero no está multando.

La jornada del lunes está transcurriendo de la misma manera y la Policía Nacional, que también patrulla las calles de Santiago, tan solo ha tenido que advertir a un par de bares del Ensanche, que no permitían el consumo de bebidas en el interior del local pero que sí vendían café para llevar. Los agentes les explicaron que esa actividad también estaba prohibida y que tenían la obligación de cerrar por completo el establecimiento, orden que obedecieron sin objeción alguna.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los infractores del estado de alarma en Santiago: un bar abierto, un deportista y dos jóvenes fumando marihuana en un coche