Santiago

Polas que tecen a vida cada día. Con este hermoso lema miles de personas salieron a calle en Santiago en el Día da Muller. Fueron cientos por la mañana, en las cuatro ruadas que salieron de la rotonda de As Cancelas, Salgueiriños, Conxo y Castiñeiriño, para confluir todas al mediodía en el entorno de la Senra y la praza de Galicia. Entre ellas, hombres, mujeres, jóvenes y mayores. Algunas por primera vez, otras ya fieles desde años a sus principios.

Como Laura Rodríguez, Alba Mariña y Marina, que junto a otros amigos no se pierden un 8M. En su caso decidieron salir de As Cancelas, y por la tarde hicieron lo propio en la manifestación. ¿Queda mucho por lo que luchar? No tienen ninguna duda, «neste tipo de concentracións se xunta xente de todas as xeracións, e as maiores nos din que parece mentira que despois de trinta anos de que elas viñeran as manifestacións, se sigan coas mesmas reivindicacións», dice Laura.

Este año, el 8 de marzo se ha centrado en los cuidados familiares, uno de los campos a donde la igualdad tarda más en llegar. «A nivel legar e institucional conseguíronse avances, e os dereitos están recoñecidos no papel, pero no ámbito doméstico e familiar seguen a perpetuarse certos roles». Teoría y práctica están muy lejos, añade Alba, «seguimos tendo xefes, líderes políticos, os nosos referentes son homes, non sei onde temos que ir para romper co teito de cristal». «Hai moitas actitudes normalizadas que non deberían ser normais», añade Marina. Mucha música, batucada, cánticos y un color protagonista, el morado.

Ya por la tarde se celebró el acto central en Santiago, una manifestación que se pospuso hasta última hora para aprovechar la llegada de los estudiantes. Salió de la plaza 8 de marzo y recorrió la rúa Virxe da Cerca y las calles del casco histórico al ritmo de consignas como «mulleres somos, mulleres seremos e na casa non nos quedaremos».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Santiago exige igualdad