El ilustrador que triunfa con sus chapas de «fiambres ilustres»

Armando G, quien llegó a Santiago para estudiar hace 22 años, saca chicha hasta al coronavirus en «Tus muertos favoritos»


Santiago / La Voz

Estudió Historia. La carrera universitaria fue lo que trajo en 1998 al ferrolano Armando Guerreiro Prado a Santiago, hace ya dos décadas. Cuenta que trabajó muchos años de camarero, compaginando la barra y la bandeja con su faceta de ilustrador, diseñando portadas, carteles y una particular colección fúnebre que rinde tributo a «fiambres ilustres», dice el autor del curioso obituario, cargado de humor negro. «Ahora, a mis 43 años, por fin puedo vivir de esto, después de mucho tiempo», comenta Armando G (su nombre artístico), cuya obra ha tomado las calles gracias al proyecto bautizado como Tus muertos favoritos, «dedicado a todos los cadáveres que nos han hecho vibrar». ¿Cómo surgió? Explica que «siempre fui fan de las colecciones de cromos y me daba mucha pena cuando se acababan. Pensaba que sería genial encontrar una que no tuviera fin». Esto, unido a que Armando es un entusiasta de la cultura popular con cierta obsesión por los espagueti wéstern, hizo que el fallecimiento del actor Lee Van Cleef prendiese la bombilla. Decidió hacer un homenaje «a toda esa gente que nos hizo vibrar y nos influenció de alguna manera» a través de «una colección infinita, porque siempre habrá nuevos muertos». Empezó siendo de pegatinas, recuerda, que hacía en la fotocopiadora. Y luego llegaron las chapas, aprovechando una máquina que tenía a mano. En estos últimos diez años calcula que hay ya más de 70 distintas, distribuidas por bares y tiendas (también online, pero son las menos, asegura). Tal fue la buena acogida que hasta sacó su propio álbum de cromos, con una ouija en el centro «para comunicarse con sus ídolos», y se agotaron. Ahora el merchandising incluye también camisetas y bolsos en recuerdo de Leonard Nimoy (Spock en Star Trek), Ozores, Torrebruno u otros muchos actores, músicos y figuras variopintas que, por un motivo u otro, forman ya parte de la cultura popular, como Joaquín Luqui. En el singular panteón de Armando, entre los muertos con más seguidores están desde David Bowie hasta José Tojeiro, el gallego que se hizo famoso porque le echaron «droja en el Cola Cao».

El ilustrador rescata en sus chapas incluso a animales famosos, como la mona Chita. Su favorita es Laika, «la primera perra en orbitar alrededor de la tierra. La mandaron los rusos para comprobar qué le sucedía a un ser vivo en el espacio y tuvo un final trágico». Este año la colección se ha ampliado con dos nuevos cadáveres peludos: Lil Bub, la gata más famosa de Instagram por sus peculiaridades genéticas, y Excalibur. «Con tanto coronavirus se me vino a la cabeza el perro que sacrificaron porque su dueña (Teresa Romero) estaba infectada por el ébola. Pobriños», señala Armando sobre esta última incorporación al campo santo.

Del aula de Física a «Gaia»

Nació en 1963, un año en el que hubo cinco eclipses, dos de Sol y tres de Luna. Minia Manteiga vio la luz por primera vez en Santiago. Sus padres la llamaron así por la festividad de Santa Minia de Brión y cuenta que de niña le gustaba tumbarse sobre la hierba y mirar al cielo. Aquella joven que terminó en las aulas de Física del campus sur acabaría siendo la primera catedrática de astrofísica en Galicia. Y, desde ayer, miembro de la Real Academia Galega de Ciencias por derecho propio. La profesora en la Universidad de A Coruña regresó a su ciudad natal para subir un escalón más hacia la investigación empírea. Lo hizo hablando de Gaia, uno de los proyectos de exploración espacial más ambiciosos que se desarrollan en la actualidad y en el que ella trabaja. Consiste en crear «el primer censo de estrellas de la Vía Láctea en seis dimensiones», en palabras de la propia científica, a la que respondió en el acto de ingreso el catedrático de Electromagnetismo de la USC José Rivas Rey.

Educación para el futuro

Entre los muchos retos que deberán afrontar las nuevas generaciones, está la transición energética y la lucha contra el cambio climático. Esta materia es, precisamente, la nueva materia que coló ayer en cuatro colegios de Santiago, municipio en el que la Fundación Naturgy (presidida por Rafael Villaseca) impartirá once talleres para sensibilizar a cerca de 300 alumnos de la mano del programa Efigy Education. María Castelao, profesora de Física en Cluny, valoró positivamente que se acerque de una forma «atractiva y participativa» estos contenidos a los adolescentes para que «conozcan conceptos en auge como la economía circular y las nuevas energías, como el gas renovable».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El ilustrador que triunfa con sus chapas de «fiambres ilustres»