B Raider, el inventor del reguetón compostelano ya está aquí

Se llama Jorge, tiene 27 años y ha decidido probar suerte en el mercado musical, abierto a la fusión de géneros y colaboraciones


Santiago / La Voz

Posiblemente no hayan oído hablar antes de él. Se hace llamar B Raider y es el inventor del reguetón compostelano. Jorge, santiagués de 27 años, se ha decantado por uno de los géneros de moda para darse a conocer, aunque explica que su música va más allá y mezcla muchos otros ritmos. Cuenta que ya de pequeño le atraía lo de crear melodías «y ahora he vuelto, de una manera más profesional. Llevaba tiempo con ganas de hacer música y llegó el momento», dice el veinteañero, dedicado al sector audiovisual. Contó «con el apoyo de colegas, que confiaron en el proyecto» para la grabación y producción de sus primeros temas, que ha ido compartiendo en YouTube. Por el momento, son tres canciones. La primera, titulada 990, ha tenido más de 5.300 visualizaciones y «buenas críticas», asegura el autor, que apuesta por una fusión entre reguetón y afrobeat. En la segunda, Bailando bajo la lluvia, coquetea con el trap y rap y la letra está inspirada en «esas épocas de lluvia continua» tan típicos de Santiago. «La escribí hace tiempo, en un momento malo, y quedó ahí. De los tres temas, es el que tiene más likes», señala. La última, publicada hace un mes, Suéltate, «es puramente reguetón». Sobre lo inusual de escuchar a un santiagués cantando este tipo de música, dice que «hace 3 o 4 años también era raro que un español lo hiciera y ahora son millonarios. Todo es raro hasta que no hay alguien que lo hace», contesta. Aclara, eso sí, que él ni se considera músico «porque no tengo una formación, ni tampoco me puedo catalogar como un artista de música urbana. Ahora estoy, por ejemplo, trabajando con una canción electrónica y viene otra con ritmo de mambo». Jorge explica que las bases instrumentales salen de Internet y él compone las letras. No descarta colaboraciones. De hecho, afirma que «pasé Suéltate a reguetoneros españoles y uno de los mejores del país, no voy a decir el nombre, me dijo que si le nacía haría una colaboración. Espero que si llega ese momento tenga un tema mejor. Mi idea es que cada canción sea mejor que la anterior». No queda mucho, añade, para ver a B Raider en sus primeros videoclips y a partir de entonces abrirá la puerta a las actuaciones en directo. ¿Su recorrido musical? Queda en manos del público.

Alumnos extraordinarios

Son los alumnos que todo profesor querría tener. Talentosos y comprometidos, un esfuerzo que por regla general se ve recompensado en los resultados académicos. Esto es lo que ha hecho ganar un premio a dos estudiantes de Santiago, que han sido reconocidos por la Consellería de Educación en base a sus méritos académicos y artísticos. Tanto Pedro Budiño Pinaque como Naiara Ayelén Carraza Ibáñez están entre los seis estudiantes distinguidos en los premios extraordinarios de las enseñanzas artísticas profesionales. Él, en la modalidad musical, como alumno del conservatorio de música Manuel Peleteiro, donde cursa actualmente segundo de bachillerato. Su destreza al violín quedó patente en el concierto de graduación que realizó en junio en este centro, además de ser seleccionado durante varios años seguidos dentro del selecto grupo que accede a los cursos de formación infantil de la Escola de Altos Estudos Musicais. La otra alumna extraordinaria es Naiara, de la Escola de Arte Superior de Deseño Mestre Mateo, donde demostró con creces que lo suyo es la fotografía.

Cócteles de categoría

El Boavoa, espacio de coctelería del Mercado del Boanerges, está elevando el listón de la mixología en Compostela. Si el año pasado su barman José Gamiz Benítez quedaba entre los 20 primeros de la World Class Competition, ahora otro ha cogido el testigo. Se trata de David Vallo, quien ganó ayer el Certamen de Mixología de Maeloc celebrado ayer en Vigo. Competía frente a ocho profesionales más de la hostelería gallega y asturiana. ¿El reto? Sorprender elaborando distintos cócteles con sidra. El representante del Boavoa conquistó en la prueba final al jurado (formado por José Luis Olmedo de HR Incorp, Diego Mosquera de la Asociación Galega de Barmans y Ana Rosado de Maeloc), con un preparado en el que mezclaba la sidra Extra Maeloc con vodka ecológico, frambuesa, apperol y ginger beer. El nivel estuvo alto, «tanto en elaboración como en presentación», destacaron los jueces; pero David consiguió llevarse a casa el premio: 600 euros en metálico y un lote de productos de la casa de sidra gallega.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

B Raider, el inventor del reguetón compostelano ya está aquí