El Concello aprobará en verano la ordenanza para rehabilitar viviendas

La nueva regulación favorecerá al grupo residencial de San Ignacio de Loyola, Pontepedriña y Vite


Santiago / La Voz

El grupo de viviendas San Ignacio de Loyola, conocido popularmente como Banco do Pobre, podrá acogerse a la línea de ayudas que prepara el Concello para ayudar a las rentas más bajas a asumir el coste de las obras de rehabilitación de sus edificios. El gobierno municipal trabaja con la idea de que la ordenanza que regulará estas subvenciones sea aprobada antes del verano y, según adelantó el alcalde Xosé Sánchez Bugallo, el grupo San Ignacio de Loyola cumplirá los requisitos previstos en esa regulación. Las ayudas económicas, que inicialmente habían sido anunciadas por el anterior gobierno local para ayudar a las rentas más precarias de los grupos de viviendas incluidas en las ARIS de Santiago, se abrirán también a las promociones de viviendas no incluidas en las áreas de rehabilitación integral, por lo que los residentes de Banco do Pobre podrá acceder, al igual que otros grupos de viviendas como las de Pontepedriña y Vite. Igualmente podrán solicitar ayudas los vecinos de la rúa Coímbra, que también tienen problemas de accesibilidad en sus bloques de viviendas.

La condición para ser subvencionados será fundamentalmente la económica, pero Sánchez Bugallo puntualizó que las ayudas no supondrán que las obras salgan totalmente gratis.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello aprobará en verano la ordenanza para rehabilitar viviendas