Harun y su desesperada búsqueda de una casa

El turco lleva 12 años en Santiago y 7 meses tratando de alquilar, pero la respuesta siempre es no


1Lleva 12 años en España. Harun Ozkaynar, de Turquía, llegó a Santiago en el 2008 y desde hace un lustro trabaja en un negocio de kebab. La vida le sonríe a nivel laboral y tiene tres hijos pequeños, con 5, 3 años y 17 meses. Marián, Mustafá, y Suheda son la alegría de la casa, pero la familia se ve ahora obligada a cambiar de domicilio. «Llevo casi seis años viviendo en el mismo piso de alquiler, en el barrio de Santa Marta, pero el propietario nos dijo que quiere venderlo y tenemos que buscar otro sitio», cuenta Harun. Nunca habría pensado que llegase a ser tan difícil. Lleva ya siete meses tras un apartamento y empieza a desesperarse: «El problema no es el precio, ni pagar. Yo tengo mis nóminas, mis mensualidades pagadas, las facturas, los impuestos... y lo puede decir la agencia que hacía de intermediaria». Afirma que los propietarios con los que se ha encontrado le dan largas. «A veces cuando hablo con uno y le digo que somos cinco se le cambia la cara. En la inmobiliaria me dicen que muchos dueños no quieren niños», cuenta. ¿Cuestión también de racismo? «No sé si me mienten, pero siempre resulta que ya han alquilado o no quieren hacerlo. Otra propietaria, con la que hablé directamente, me dijo que no hacía contrato a extranjeros, solo a gallegos. Yo me quedé flipado al oír eso y apagué el teléfono». Explica el turco que sus hijos van al CEIP Quiroga Palacios y necesita una vivienda próxima, entre Conxo y Santa Marta. «La verdad es que ya no sé que hacer. Al principio, mi casero me decía que en un par de meses teníamos que dejar el piso. Cada día miro los anuncios que salen y cuando mi mujer me pregunta al llegar a casa si encontré algo le tengo que responder lo mismo, que no», añade. Harun habla también del «agotamiento», porque la mayor parte del tiempo libre que tiene para descansar lo gasta mirando casas para mudarse. «La semana pasada me dijeron que el propietario quiere el piso en el que estamos ya, pero ¿a dónde voy yo en invierno con tres niños? ¿Voy a vivir en la calle?», dice afligido este padre de familia al que empiezan a flaquear las fuerzas.

Química divertida

2 Conseguir superar con éxito el temario de Química de la ESO y del Bachillerato tiene mucho que ver con la capacidad de los profesores para hacer menos aburrido un contenido excesivamente teórico y árido para sus alumnos. Cada dos años, el Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares (CIGUS) cita a los profesores de Química para ofrecerles herramientas que les permitan «acercar la Química a sus alumnos. Hacerla cercana y divertida para que los alumnos no sientan rechazado hacia una materia que está en todas las partes, y nos rodea. Somos Química». Así lo describe Diego Peña, coordinador de las jornadas que se desarrollaron el pasado viernes y ayer, y a las que asistieron 65 «profes» de toda Galicia. «Nuestra idea es ofrecerles herramientas, ideas de experimentos, pero también abrir las puertas del CIQUS para que vengan con sus alumnos». Peña reconoce que la falta de tiempo dificulta «llevar las ideas al aula, especialmente en Bachillerato, donde los alumnos se examinan de selectividad. Quizás deberían actualizarse los temarios».

«Ilumina o teu sorriso»

3Las fotos tomadas por Ana Freire Mato en O Milladoiro y Bertamiráns fueron las ganadoras del concurso «Ilumina o teu sorriso», que organizaron las asociaciones de comerciantes y empresarios en colaboración con el Concello de Ames. La joven recibió un móvil de última generación, que donó la clínica dental Lindo Dente, de manos de Óscar Montes, del establecimiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Harun y su desesperada búsqueda de una casa