Los Reyes Magos pasan revista en Compostela

La tradicional cabalgata congregó este año a multitud de público

M. García
Santiago / La Voz

Llegaron a la estación de tren de Santiago puntuales. Allí esperaba a Melchor, Gaspar y Baltasar todo su séquito. Medio centenar de personas dispuestas a secundar la tradicional cabalgata hasta el Obradoiro, además de un buen número niños y adultos que quisieron ser los primeros en recibir a los Reyes Magos. Estos se encargaron de pasar revista antes de cerrar la lista definitiva de regalos para los que se portaron mejor este año y de carbón para quienes tropezaron en este empeño. Y algunos, en el tiempo de descuento, sacaron a la luz su codicia en busca de caramelos sin gluten. En total, se lanzaron a lo largo del recorrido por la ciudad 1.400 kilos.

La estación de Renfe en Compostela, inicio de la salida de las carrozas en Santiago
La estación de Renfe en Compostela, inicio de la salida de las carrozas en Santiago

La comitiva se ocupó de recoger decenas de cartas de última hora y sus Majestades de Oriente, en persona, tomaron nota de los deseos de los más pequeños. Tuvieron este año más trabajo de lo habitual, ya que la cabalgata congregó a multitud de público, pues tanto el cielo despejado como el ser domingo jugaron a su favor. El espectáculo reunió a católicos, creyentes de otras religiones y no creyentes. Estrellas, camellos y caballos gigantes, zancudos, bailarines, músicos, acróbatas, carboneras patinadoras, hadas, el mismísimo Cascanueces y hasta unos simpáticos renos voladores hechos de globos (de lo más aplaudido) formaron parte del desfile.

;
Así fue la cabalgata de Reyes en Santiago

Entre los presentes, hubo valoraciones para todos los gustos, desde los que aplaudieron el montaje artístico coordinado por Xaime López hasta los que echaron en falta más música acompañando a las agrupaciones. Donde la llegada de los Reyes Magos no levantó ni un pero fue en los hospitales. Esta fue su primera parada, antes del recorrido por las calles.

Por la mañana, Melchor, Gaspar y Baltasar visitaban a los niños ingresados en el CHUS. Y, a primera hora de la tarde, llegaban en una limusina blanca al de Conxo junto a unas pequeñísimas pastorcillas. 

En el Obradoiro, un lleno aguardaba a sus majestades. «Sentimos a maxia que tedes todos os nenos», aseguró Melchor. Pero la consigna para el resto de la noche la dio Baltasar. «Entraremos caladiños na vosa casa, en segredo para deixarvos un premio polo bo comportamento». Después, mientras la cola para saludar a los reyes avanzaba, Mamá Cabra ponía la música como colofón a una tarde llena de emociones. 

;
Un concierto de Mamá Cabra puso el colofón a la cabalgata compostelana

La ilusión se expande a todos los rincones

Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron a los hospitales e, incluso, hicieron recorridos por las parroquias

M. García / P. calveiro

Melchor, Gaspar y Baltasar se multiplicaron para llegar a todos los rincones en la jornada de ayer. Desde los hospitales hasta visitas por parroquias para extender la ilusión. Los medios de transporte también fueron diversos, del tren a limusinas o vehículos clásicos. Todo sirve en esa ardua tarea previa a toda una noche de reparto de regalos.

Sus majestades comenzaron la jornada temprano en el Clínico de Santiago. También por la mañana iniciaron su ruta en O Pino. La comitiva real recorrió las parroquias para entregar caramelos a los más pequeños antes de recibirlos por la tarde en el polideportivo de Arca. Sin embargo, en la mayor parte de localidades, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron por la tarde. En Sigüeiro recorrieron las calles a bordo de carrozas-camellos, acompañados de más de un centenar de personas. También eligieron esta modalidad para pasearse por Padrón, que cambió este año el lugar de la recepción. En Ames, acudieron tanto a O Milladoiro como a Bertamiráns, donde Melchor prometió a los centenares de niños presentes que ninguno se quedaría sin regalos. En Brión, sus majestades participaron en un festival que reunió a unas 650 personas y volvió a tener en el belén viviente otro de sus atractivos. Lo mismo sucedió en Touro, con la recreación del nacimiento.

En Rois, sorprendieron las carrozas en las que viajaban Melchor, Gaspar y Baltasar, que fueron diseñadas por Camilo Seira para reivindicar la naturaleza y darle importancia al monte que hay en el municipio. En Arzúa, los magos de Oriente estuvieron acompañados de pajes a caballo, mientras que en A Baña y Tordoia compartieron fiesta con los pequeños. En Negreira, por su parte, sus majestades repartieron regalos en el CEIP O Coto tras recorrer las calles.

Pero si los Reyes Magos ya se habían dejado ver desde días antes de la noche mágica, también prolongarán su despedida una jornada más, en Boqueixón. Esta tarde el polideportivo de Lestedo acogerá a Melchor, Gaspar y Baltasar, que repartirán regalos entre los más pequeños. Las actividades comenzarán a las 17.00 horas con la actuación de Circanelo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Los Reyes Magos pasan revista en Compostela