Las falsas células madre

María González CON BISTURÍ

SANTIAGO CIUDAD

29 nov 2019 . Actualizado a las 23:56 h.

Hay pocas cosas más rastreras que jugar con la enfermedad del otro, con el miedo a perder la salud o la esperanza de recuperarla. En esta guerra contra las seudociencias que han emprendido los médicos, de la mano de la Organización Médica Colegial, hay batallas llevaderas, como desmontar los bulos de productos que adelgazan, quitan arrugas, y otras que deben ser cruentas y en las que no puede darse un paso atrás, como erradicar las falsas terapias que afirman curar enfermedades graves.

Como los avispados del fraude siempre van un paso por delante, ahora resulta que ya se ofrecen tratamientos fraudulentos con células madre, porque lo que para la ciencia es una de las terapias con más futuro y que contribuirá a los nuevos tratamientos en enfermedades como el cáncer, para otros es una oportunidad más para engañar y sobre todo lucrarse.

Porque desde el pedestal que concede la salud es fácil decir que nunca se caerá en los bulos de estos cínicos sanadores, pero la fragilidad de la enfermedad da otra perspectiva a la vida y a la lucha por mantenerla.