Jubilados de cirugía cardíaca del Clínico memoran apagones inquietantes en el quirófano

Seis profesionales veteranos de los servicios quirúrgicos dinamizaron el segundo encuentro para conmemorar el vigésimo aniversario del hospital público compostelano


Santiago / La Voz

En la primera intervención extracorpórea realizada por el servicio de cirugía cardíaca en el Clínico se fue la luz y no saltó el generador. Ante la inquietud que supuso aquella inesperada situación, el grupo de profesionales que participaban en la operación colaboraron con linternas y dando al sistema antiguo de manivela para mantener la actividad. Poco después llegó al hospital una urgencia, de una paciente con disección aórtica que había que operar, pues si no fallecía, y se reanudó la actividad con normalidad. Aquel susto motivó que desde entonces, y durante un tiempo, siempre había técnicos de mantenimiento en las intervención. Así lo recordó José Rubio, cirujano cardíaco jubilado y también antiguo miembro del equipo directivo del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), durante la segunda charla organizada para conmemorar los 20 años del Hospital Clínico, que empezó a funcionar en septiembre de 1999.

Con Rubio participaron en el acto Beli Fagundo Trujillo, del servicio de anestesiología; María Fraguas Mariño, de la unidad de reanimación; Manuel Martínez Pérez, cirujano vascular; Faustino Rodríguez-Segade Villamarín, del servicio de cirugía general y digestiva; y Mariló Rodríguez Goldar, enfermera de quirófano.

José Rubio resaltó el avance que supuso poder utilizar el nuevo hospital, «todo sin lugar a dudas a mejor», pues se pasó de un centro pequeño y mal distribuido, como era el Hospital Xeral de Galicia, de la rúa Galeras, a unas instalaciones nuevas y grandes. Aunque, como contrapartida, se perdió el contacto personal entre profesionales, matizó.

Mariló Rodríguez, quien también ejerció en cirugía cardíaca, rememoró igualmente cómo tuvieron que afrontar algún apagón al principio. Valoró que el trasladó fue muy duro, pues hasta que conocieron cómo funcionaba todo y la nueva equipación de los materiales e instalaciones resultó difícil difícil el cambio, Sin embargo, la mejora fue muy importante, con más avances de tecnología, y el servicio de anestesia notó una mejoría muy apreciable.

 Anestesia y cirugía general

Beli Fagundo recordó sus inicios en el Hospital Xeral, donde solo ejercían 8 anestesistas, y no había una moderna unidad de despertar como después en el Clínico, por lo que esa función se hacía en quirófano o en planta y con ayuda de la unidad de cuidados intensivos. Calificó como «un hito» el inicio del trasplante renal en 1982, y años más tarde, en 1994, el del trasplante hepático. A Beli Fagundo le correspondió atender la última anestesia en el Hospital Xeral, de un padre y su hijo quienes resultaron graves en un accidente y que después se trasladaron a la reanimación del Clínico. Afirmó que en el nuevo hospital de A Choupana todo era muy grande y distante, incluso hubo casos de profesionales que se perdían; ahora son un equipo de 70 profesionales, con especialistas en formación en anestesia, y felicitó al jefe del servicio, Julián Álvarez (ahora decano de la Facultade de Medicina) por las mejoras conseguidas en tan poco tiempo.

Faustino Rodríguez-Segade recordó como también poco antes del traslado hubo una explosión en medio del quirófano por una lámpara durante un trasplante. Valoró que con el cambio se ganó mucho espacio y en comodidad de pacientes, pero el liderazgo de las clínicas procedía del viejo hospital, resultado de 27 años de actividad. Los trasplantes de órganos, la nutrición parenteral, la cirugía laparoscópica, las unidades de cuidados intensivos y las salas de reanimación fueron los avances más destacados, además de la cirugía extracorpórea. Recordó al profesor Puente y abogó por la importancia del trato humanizado entre especialistas y pacientes.

 Cambio abismal y novedades

María Fraguas resaltó la incorporación de tecnología, que influyó en cambios en la forma de trabajar, tanto para profesionales de enfermería como médicos. Habló de un cambio abismal, que obligó también a un constante aprendizaje y formación para hacer técnicas punteras.

Manuel Martínez, quien fue jefe de cirugía vascular, señaló que con el cambio había menos comunicación entre el personal de diferentes. El traslado coincidió con un período de cambios organizativos y de cambios de poder: perdieron poder los catedráticos y se renovaron los mandos intermedios con personal más joven, además de aparecer la figura del gerente reforzada.

 Nuevas actividades

Las próximas actividades conmemorativas de los 20 años del Clínico serán el 4 de diciembre, con una charla que abordará la labor de docencia, investigación y actividad universitaria; y el 11 de diciembre, con una charla en la que participarán seis gerentes.

La programación finalizará el sábado 14 de diciembre, con una caminata popular desde del Hospital Clínico al Hostal dos Reis Católicos, que fue la sede del antiguo Hospital Real inaugurado a finales del siglo XV.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jubilados de cirugía cardíaca del Clínico memoran apagones inquietantes en el quirófano