La FP Básica crece en Santiago con nueve ciclos que tienen una matrícula de 230 estudiantes

Seis centros públicos ofrecen estos estudios en la ciudad, que tienen valor académico y, además, profesional


santiago / la voz

La oferta de Formación Profesional Básica crece este curso en Santiago con la oferta de nueve ciclos que reúnen una matrícula de 230 estudiantes. Estas enseñanzas se distribuyen entre dos cursos. Se orientan preferentemente para el alumnado que no ha obtenido el título de secundaria y que no reúne requisitos para optar a un ciclo medio de FP. Si obtienen el título de un ciclo de FP básica, pueden acceder a cualquier ciclo formativo de grado medio, y en algunos incluso con preferencia.

El centro con mayor oferta en la ciudad es el Compostela, con tres ciclos: de Artes gráficas, con 18 estudiantes en primer año y 12 en segundo; Cociña e restauración (16 y 9, respectivamente); y Aloxamento e lavandaría (12 en primero y 7 en segundo). En total, tiene 74 estudiantes formándose en esta modalidad.

Le sigue el Politécnico, con dos ciclos: de Carpintaría e moble, que comienza en primero con 18 estudiantes; y de Electricidade, que finaliza el segundo año (este curso no ofrecieron este título de nuevo) y tiene 16; en total 34.

Los otros cuatros centros son institutos de secundaria que tienen, además, oferta de formación profesional. Así, el IES Pontepedriña ofrece el ciclo de servizos comerciais, con 17 estudiantes en primer año y 7 más en segundo, en total 24; el IES Xelmírez I, el ciclo de Informática de oficina, con 20 estudiantes en primero y 11 en segundo, 31 en total; el IES As Fontiñas, Servizos Administrativos (20 y 18, 38 en total); y el IES Lamas de Abade el grado básico de Peiteado e estética (18 y 10, 28 en total).

Enseñanzas compartidas

En estos cuatro institutos, el alumnado asiste a las enseñanzas de carácter teórico y a las prácticas en el propio centro.

Pero en los dos centros integrados la situación es diferente. El Compostela envía a este alumnado a clases de materias más teóricas al IES de Sar, donde van unos días por la mañana, y el resto acuden a Lamas de Abade. Hace años para enseñanzas de este tipo enviaba alumnado al vecino IES Lamas de Abade, pero ahora este carece de espacio suficiente.

Respecto al Politécnico, ofrece toda la enseñanza en sus dependencias; pero mientras las materias más prácticas las imparten docentes de FP del centro, las teóricas las asume profesorado de su vecino IES Eduardo Pondal, que tiene unas horas de clase en el Politécnico. Eso ocurre este curso, pues el pasado quien se desplazaba unos cientos de metros era el alumnado de FP Básica del Politécnico, que tenía las clases más teórica en el Pondal.

Un título con los mismos efectos laborales que el de la ESO

La Formación Profesional Básica tuvo como precedentes en las últimas décadas otro tipo de oferta educativa, siempre con el mismo objetivo de ofrecer una segunda oportunidad para aprender un oficio o poder continuar estudios a alumnado que inicialmente no tuvo éxito en la secundaria. Hace años la alternativa se denominaba estudios de garantía social; después fueron los programas de calificación profesional inicial.

La Consellería de Educación resalta que «o título profesional básico ten os mesmos efectos laborais que o título da ESO e capacita para levar a cabo funcións de nivel básico de prevención de riscos laborais».

Refiere asimismo la normativa que regula estos estudios en Galicia que «os alumnos e alumnas que finalicen os seus estudos sen obter o título profesional básico, recibirán a certificación académica dos módulos profesionais superados que terá efectos académicos e de acreditación parcial acumulable das competencias profesionais adquiridas en relación co Sistema Nacional de Cualificacións e Formación Profesional».

En IES de siete municipios del área metropolitana tienen oferta de estas enseñanzas

Las enseñanzas de Formación Profesional Básica responden a un perfil profesional que «inclúe ao menos unha cualificación profesional completa de nivel 1 do Catálogo Nacional de Cualificacións Profesionais», resalta la Consellería de Educación. El título profesional básico «ten tanto valor académico como profesional», agrega la Administración educativa autonómica.

Además de la oferta de la ciudad, en institutos de secundaria de siete municipios del área metropolitana de Santiago incluyeron ciclos de formación profesional básica para este curso.

Así ocurrió en los IES de Arzúa, Ordes, Macías o Namorado de Padrón y Terra de Xallas de Santa Comba, con dos ciclos de grado básico; y en los institutos Plurilingüe de Ames, de Melide y el Xulián Magariños de Negreira, con uno.

Para el director del Politécnico, José Manuel Leis, «a FP Básica é unha vía máis que pretende facilitar o acceso da mocidade ao primeiro emprego. Este alumnado ten menos de 20 anos e a partir desta oferta educativa pode aprender un oficio e reúne os requisitos para o seu exercicio profesional ou, se o prefire, acceder a outra formación profesional da oferta de grao medio».

Grados medios

De los ocho centros públicos de Santiago que tienen oferta de estudios de Formación Profesional, en siete (todos, menos el IES Rosalía de Castro) hay ciclos de grado medio, donde pueden continuar estudios quienes obtengan el título de FP de grado básico. Así, el Politécnico tiene siete ciclos diferentes de grado medio, cinco el Compostela, cuatro el IES Lamas de Abade, y uno los IES Pontepedriña, Xelmírez I, As Fontiñas y San Clemente.

En el área metropolitana compostelana hay dos ciclos de grado medio en los IES de Ordes y Macías o Namorado de Padrón, y también en el centro especializado en enseñanzas agrícolas y forestales de Sergude (Boqueixón); y un ciclo de grado medio en los IES de Arzúa, Melide, Xulián Magariños de Negreira, y en el Terra de Xallas de Santa Comba.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

La FP Básica crece en Santiago con nueve ciclos que tienen una matrícula de 230 estudiantes