La presencia de la Policía Local en O Toural expulsa de la plaza a los indigentes conflictivos

Seguridade Cidadá está trabajando conjuntamente con Servizos Sociais para buscar una solución


Santiago / la voz

Los indigentes que traen de cabeza a los comerciantes y vecinos de la Praza do Toural y de la Rúa do Vilar volvieron a provocar incidentes durante la tarde y noche del lunes, y en la mañana de ayer martes, pero finalmente abandonaron la zona por la presión ejercida por varios agentes de la Policía Local.

Cuando estas personas estaban causando problemas en la entrada de la Rúa do Vilar, bajo los soportales, fueron identificados por la Policía Local, y poco después se fueron de esta ubicación para colocarse en los soportales de la plaza. Un comerciante de esta zona le pidió que se fueran de allí, y optaron por situarse junto a la entrada al supermercado, donde continuaron increpando a las personas que circulaban por O Toural. La presencia policial y la insistencia de comerciantes y vecinos hizo que estos indigentes terminaran abandonando la plaza. Un coche de la Policía Local permaneció durante toda la mañana en O Toural, y según comentaron algunos vecinos, también habían estado durante gran parte de la tarde del lunes hasta el anochecer. Sin embargo, los afectados creen que la situación dista mucho de estar resuelta. Uno de los comerciantes de la zona explicó que, cuando el coche de la Policía Local está en la plaza «se van a otro sitio, pero luego vuelven».

En la jornada de ayer, una vecina dijo que «lo único que hacen es cambiarse de lugar. Se van de aquí pero están en los soportales de la Rúa Nova». Al abandonar O Toural fueron vistos por las rúas Nova y en la Praza de Cervantes, donde se volvieron a registrar momentos de tensión debido a la actitud provocadora de alguno de ellos. Un comerciante de la Rúa do Vilar dijo que estas personas son «enfermas, y lo que debería hacerse es prestarles atención médica». Los comerciantes de la Rúa do Vilar, que denunciaron en reiteradas ocasiones actitudes intimidatorias e incluso algún hurto y robo, reclaman que se actúe sobre el problema, ya que «no es suficiente con echarlos, porque vuelven aún más agresivos», dijo un joven comerciante.

Durante la tarde del lunes, los vecinos aseguraron que uno de los habituales estaba orinando en la calle, e insultando a las personas que cruzaban por O Toural. En días anteriores, se les vio consumiendo alcohol, bailando y cantando bajo los soportales durante horas, y sin atender a las peticiones de los vecinos para que pusieran fin al alboroto.

Proceso lento

El concejal de Seguridade Cidadá explicó que, «dentro das nosas posibilidades», la Policía Local permanecerá en la Praza do Toural, e insistirá en la identificación de estas personas tanto para que abandonen su actitud como para intentar que acepten las propuestas que se les hacen desde Servizos Sociais. Reconoció que la sanción administrativa, que es lo único que se puede hacer por ahora, no será suficiente para solucionar este conflicto, porque se trata de personas insolventes. Muíños señaló que su departamento está trabajando conjuntamente con el de Servizos Sociais para buscar una solución real y acorde al estado de estas personas. Aseguró que se niegan a abandonar la calle, y legalmente no se les puede obligar. El concejal de Seguridade Cidadá añadió que el proceso de inhabilitación es «moi lento», y aunque se trata de personas con diversas patologías y adicciones es necesario seguir un proceso legal que es largo y complicado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La presencia de la Policía Local en O Toural expulsa de la plaza a los indigentes conflictivos