Julio Castro dejará el Hostal para dirigir el parador de Muxía

El fisterrán asume contento y como un reto su nuevo destino: «Es volver a casa»


Como él mismo dice, «tiempo habrá de despedidas». Las habrá, claro que sí, y serán muchas y desbordantes de cariño, porque Julio Castro Marcote, enfundado en el traje de director del Hostal dos Reis Católicos o fuera de él, es un hombre que se ha ganado el afecto de toda la ciudad, y se le va a echar de menos aunque no se vaya del todo, porque en realidad se va ahí al lado, a su casa, o al lado de su casa. Porque Julio se va a Muxía, a dirigir el nuevo parador de la Costa da Morte. A estas alturas de su vida, cuando es un profesional de referencia no solo en la red de Paradores sino para todo el sector de la hostelería, Julio Castro afirma con toda la humildad del mundo que «en esta empresa es habitual mover al personal, y para mí es un reto, estoy contento por lo que supone de reto», y acto seguido se confiesa satisfecho con el nuevo destino porque «es volver a casa, porque soy de Fisterra». Cualquiera lo diría. Porque para los compostelanos, Julio es un convecino más, ese hombre que se deshace en afabilidad cuando se cruzan con él en la calle o en los nobles pasillos del Hostal. En realidad, once años y medio que lleva al frente del más emblemático establecimiento de la red estatal de Paradores -con anterioridad ya había ejercido de subdirector- dan para mucho y seguro que Julio Castro podría escribir varios tomos de anecdotarios de su trato con huéspedes de toda condición, desde reyes y jefes de gobierno hasta visitantes anónimos que en el Hostal fueron al encuentro de una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar como huésped. Julio seguirá al frente del Hostal hasta finales de año e inmediatamente después asumirá su nuevo cargo en Muxía, ya enfrascado en los preparativos para abrir el nuevo parador en marzo, poco antes de la temporada alta de Semana Santa. 

Brazos abiertos a Corea

Que Santiago y el Camino están de moda en Corea del Sur está sobradamente demostrado, no solo por la creciente afluencia de peregrinos del país asiático (más de 5.800 en lo que va de año), porque este mes empiece a operar por primera vez un vuelo chárter semanal, los sábados, de Korean Air en Lavacolla o porque el presidente surcoreano Moon Jae-in, en su reciente encuentro con los reyes Felipe y Letizia en Seúl, pusiera a la Ruta Jacobea como ejemplo de camino de paz. Para dar respuesta a todo el fervor coreano que está desbordando el Camino, Correos acaba de lanzar una página web, www.elcaminoconcorreos.com/ko/, con toda la información sobre el extenso mundo de la peregrinación jacobea especialmente dirigida a los coreanos e incidiendo en los servicios que les ofrece la entidad que Ángel Pérez dirige en Galicia, desde la tarjeta Correos Prepago para el Camino de Santiago hasta el servicio de transporte de mochilas, el Paq Mochila. Además, Correos tuvo esta semana una visitante de excepción, la escritora -en gran parte responsable del bum coreano en el Camino- Kim Nam Hee, autora de Una mujer va caminando sola, quien durante su estancia quiso conocer la oficina de la rúa do Franco. 

Troyanos en Fonseca

Invitada por el rector de la USC, Antonio López, la agrupación musical Troyanos de Compostela acompañó con un par de canciones el acto de entrega de las insignias Fonseca. La sesión que distingue al personal universitario que lleva treinta años en la casa se celebró en el salón noble de Fonseca, con asistencia de la nueva presidenta del Consello Social de la USC, Cecilia Sierra, y de los rectores que precedieron a López, Juan Viaño y Juan Casares. Lela y Os teus ollos fueron las piezas que salpicó el grupo de pulso y púa del Museo Casa de la Troya, que dirige Benigno Amor. Y al final, toda la concurrencia entonó el himno universitario Gaudeamus igitur.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
2 votos
Comentarios

Julio Castro dejará el Hostal para dirigir el parador de Muxía