Echa a rodar en Santiago la primera bioincubadora gallega

BioIncubatech abre a partir de hoy su primera convocatoria para presentar proyectos del campo biotecnológico


Santiago / La Voz

Comienza oficialmente a rodar en Compostela la primera bioincubadora gallega. BioIncubatech se presentaba esta mañana en el centro Quercus IP, coincidiendo con el día en el que se abre la primera convocatoria para los proyectos que aspiren a nacer y crecer su amparo. La expectación generada en torno a ella fue mucha. No en vano, se trata de la primera bioincubadora gallega y la primera incubadora en España especializada en el área de la innovación y la transferencia biotecnológica en el sector de la salud y agroalimentación.

BioIncubatech funcionará como una incubadora de alta tecnología. Abierta a proyectos especilizados en el campo que presenten soluciones innovadoras, las candidaturas podrán presentarse a partir de hoy y hasta el 15 de noviembre a través de la página web www.bioincubatech.com.

«Trátase, neste momento, de conseguir atraer aos mellores proxectos e que teñan logo as mellores condicións para desenvolver unha solución de éxito, que mellore as condicións de vida e da saúde, ao tempo que xenera emprego e riqueza», destacó Antonio López, rector de la Universidade de Santiago, institución que promueve la bioincubadora, en colaboración con Uninova y la Cámara de Comercio de Santiago. Todo ello, con la financiación de Incyde y por la Axencia Galega de Innovación (GAIN) de la Xunta. 

BioIncubatech ofrecerá todo lo necesario para la aceleración de los proyectos seleccionados, desde laboratorios y oficinas para trabajar a equipamientos especializados en régimen compartido -como son una sala blanca y otras de cultivo celular, biología molecular, almacenamiento de muestras y sala de equipos de gran volumen- hasta programas coordinados de apoyo para la transferencia tecnológica, desarrollo empresarial, internacionalización y financiación. 

Entre los requisitos para acceder, está el de tener el domicilio social dentro de la Unión Europea y una sede física o centro de trabajo estable en Galicia. Las candidaturas deberán presentarse en función de la fase de desarrollo en la que esté el proyecto y serán evaluadas por una comisión para hacer una preselección. Los elegidos serán convocados para una presentacion y, de cara a finales de año, se tomará una decisión. BioIncubatech dará cabida a 20 proyectos empresariales: cuatro que se encuentren en una fase incicial, tres empresas constituidas con un incipiente acceso al mercado, otras tres con un plan de negocio desarrollado que ya hayan hecho su incursión en el mercado, además de diez proyectos que no necesiten un espacio físico y que puedan incubarse virtualmente, beneficiándose de las instalaciones coumnes, la infraestructura científica y los programas de apoyo. 

Con sede en el edificio Emprendia de la USC, la singularidad de BioIncubatech respecto a otros programas de incubación y aceleración de empresas «radica na combinación de oferta de espazo, acceso a infraestructuras científicas e programas de apoio», explicó José Luis Villaverde, responsable del proyecto. «Mentres outras aceleradoras ofrecen fundamentalmente espazo e finanzamento directo, nesta ponse a disposición de novos proxectos unha serie de ferramentas que poden incidir en aspectos como a protección e incorporación de patentes, na internacionalización da actividade ou na conformación dos equipos directivos, por mencionar só agunhas», añadió el director del Área de Valorización, Transferencia e Emprendemento de la USC.

«A USC puxo a materia gris para que Santiago sexa a cuna deste proxecto, que responde ás pretencións de industrializar a cidade [...] e á necesidade de crear infraestructuras permanentes para reinvindicar o sector da industria en Santiago», indicó José Carballo, representante de la Cámara de Comercio de Compostela, en el acto de presentación de la primera convocatoria. 

El rector, por su parte, reparó en el alcance de BioIncubatech. «Un proxecto desta natureza pode axudar a cambiar unha cidade», afirmó, al tiempo que para él cubre un déficit en Santiago, el de «facer unha aposta decidida polo sector industrial». Recordó que pocos confiaban en la idea, teniendo en cuenta la competencia que existía, y sin embargo la bioincubadora acabó recibiendo la mejor valoración de todas las presentadas en España. Algo, dijo, que no es fruto de una casualidad. López, celebró, por otra parte, que servirá para la puesta en valor del perfil investigador y docente que existe en Compostela, así como para la transferencia de esos conocimientos hacia empresas y la sociedad en general. Con todo, pidió «un chisco de paciencia, tendo en conta que no sector biosanitario ata que hai unha solución de mercado pasan anos e fan falta moitos ensaios e pasar varios trámites».

La directora de proyectos Feder de la Fundación Incyde, recordó que BioIncubatech trabajará en red junto a otras decena de incubadoras de alta tencología especializadas en sectores estratégicos y centros avanzados de transferencia del concocimiento. Natalia Vázquez también subrayó la importancia de las alianzas estratégicas para respaldar una inciativa de esta magnitud, con 1,9 millones de inversión, y puso en valor el apoyo por parate de los clusters Bioga y Clusaga. 

En términos similares se expresó Patricia Argerey, de la GAIN, quien reconoció la aportación de los distintos agentes implicados en BioIncubatech, «aliñado coas necesidades empresariais e co papel tractor que poden desenvolver as empresas galegas», apuntó. Para ella, supone un «impulso aos sitema emprendedor, reforzando a dotación de infraestructuras» y la competitividad internacional de Galicia, además de «un dos fitos máis destacbele sna estratexia de impulso á biotecnoloxía». Agerey incidió en que esta primera convocatoria debe pensar en identificar y consolidar los mejores proyectos llegados más allá de nuestras fronteras y así «subir un escalón nese entorno internacional».

También intervino el alcalde de Santiago en el acto de presentación. Xosé Sánchez Bugallo habló de BioIncubatech como un paso adelante en la «iniciativa estratéxica» de cara al futuro. El regidor defendió que la ciudad «non pode reseignarse a depender» de la USC, la Administración autonómica o el turismo, «porque teñen limitado o seu crecemento». Para él, el salto cualitativo y con capacidad de futuro se encuentra, precisamente, en la industria cultural y en la biotecnología, teniendo en cuenta también que «a Universidade de Santiago é punteira neste campo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Echa a rodar en Santiago la primera bioincubadora gallega