Coches clásicos, apuesta segura

La praza do Obradoiro acogió la novena concentración de automóviles antiguos e históricos, organizada por la Asociación de Comerciantes Compostela Monumental


Santiago / la voz

La praza do Obradoiro se convirtió ayer en un museo para acoger ochenta joyas del automovilismo, que se dieron cita en la novena Concentración de Coches Antiguos e Históricos, promovida por la Asociación Compostela Monumental. El número de participantes fue inferior al del pasado año, cuando se contó con 170 vehículos. Pese al mal tiempo, solo un participante decidió suspender su viaje. Otros optaron por cambiar de vehículo «para viajar con uno más cómodo y que se adapte mejor a la lluvia», según comentó Juan Carlos Pérez, organizador de un evento que se ha consolidado en Santiago. El coche que hizo un recorrido mayor fue un descapotable procedente de Santurce (Vizcaya), que llamó la atención a su entrada a la plaza. Los más antiguos de la concentración fueron varios vehículos de los años veinte, que pertenecen a coleccionistas de Santiago: un Dodge, un Aurburn y un Fiat Balina. Entre los más admirados estuvieron los Mercedes de los años sesenta, un Rolls-Royce de 1955 y un Cadillac de finales de los cincuenta. Caeiro llevó cuatro coches de su extensa colección. Pérez explicó que, al margen del valor económico, sus propietarios aprecian sus coches desde los sentimientos. «Son coches que llevan toda la vida en la familia, que fueron restaurados desde cero o que fueron el primer coche familiar».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Coches clásicos, apuesta segura