«Las novatadas no son bromas, son una estructura de relación inaceptable»

Tamara Montero
tamara montero SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Novatadas en Santiago, en una imagen de archivo
Novatadas en Santiago, en una imagen de archivo Álvaro Ballesteros

Alumnos de la USC ya han pedido disculpas por las vejaciones de la semana pasada

18 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«Creo que hay que aclarar conceptos. Las novatadas no son una broma; como bien dijo el vicerrector [Víctor Arce] son una estructura de relación inaceptable». Loreto G. Dopeso, presidenta de la Asociación No Más Novatadas, es nítida. Cristalina. Y muy crítica. «La sociedad está muy sensibilizada con hechos graves, como el bofetón de Madrid, pero muy poco sensibilizada con el hecho en sí de que un grupo de personas tenga el poder, ilegítimo por otro lado, de manejar la voluntad de otras». Y eso es lo que ha ocurrido en Santiago este inicio de curso, con la institución académica compostelana abriendo dos expedientes por novatadas e investigando si hay un tercer caso. Esta misma semana, en uno de los centros en los que se realizaron una serie de actividades que acabaron degenerando en tratos vejatorios, los veteranos han pedido disculpas a los novatos. Y según ha trascendido estos han justificado lo ocurrido.

Que los novatos amparen y defiendan este tipo de comportamientos no es una novedad. «Se llama disonancia cognitiva. No puedes pensar de una manera y actuar de otra, porque te rompes». Es el resorte psicológico que parece haber saltado entre el grupo de novatos que ha justificado las acciones, que pueden acarrear la expulsión. La Universidade de Santiago ha recordado que tiene tolerancia cero con este tipo de prácticas y además ha comenzado a actuar de oficio, investigando cualquier información sospechosa de ser constitutiva de novatadas en las incidencias que el personal de las residencias transmite cada día. Por el momento, no han trascendido consecuencias de los expedientes abiertos en la institución compostelana.

El argumento más habitual por parte de las personas que participan en las novatadas es que se tratan de «juegos de integración». Pero los juegos «dejan de serlo si un grupo decide qué es lo que tienen que hacer otros», recuerda Loreto G. Dopeso. «Se empieza con un pequeño acto de sumisión y ¿dónde se termina?». También se suele decir que son tradiciones. De hecho, el ministro de Educación durante el Gobierno del PP, Íñigo Méndez de Vigo, llegó a decir en una entrevista que las novatadas «se han hecho siempre y forman parte de la tradición», que algunas son graciosas, pero a veces ocurren disparates y que, por eso, descartaba regularlas. «Las tradiciones son algo valioso que hay que conservar. ¿Esto es algo valioso?», se preguntan desde la Asociación No Más Novatadas, que, ante una posible campaña de sensibilización, creen que «hay que ver qué tipo de medidas son las adecuadas».