Santiago, parques, paseos y más espacios para el peatón

El Bosque de Conxo, entre las últimas mejoras


Al igual que en A Coruña, el gran impulso a la renovación compostelana se inició an los años 90. A finales de esa década se abrió el parque de Bonaval, entonces un ejemplo único en Galicia. Los cambios siguieron adelante y en los últimos cuatro años se completó la semipeatonalización de la rúa de San Pedro, también se instaló un ascensor público para salvar el desnivel entre esa calle y la avenida de Lugo.

En el ensanche, la zona más degradada de Santiago, se estableció también un nuevo modelo de urbanismo basado en la reducción del espacio para los coches y la ampliación de aceras, imponiéndose en toda la zona la limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora.

La apuesta del Concello por crear y ampliar zonas verdes fue también una dirección de rediseño urbano que se mantuvo. En los últimos cuatro años se reacondicionó el llamado Bosque de Conxo, un gran espacio verde junto al río Sar, y se completó el sendero que une junto al cauce Fontiñas con Conxo.

La eliminación de los coches de la almendra del casco histórico supuso también en su día un revulsivo que generó una potenciación de la zona noble de la urbe. Ahora se está estudiando cómo reducir todavía más la presencia de vehículos de reparto por las mañanas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Santiago, parques, paseos y más espacios para el peatón