Bugallo apela en la Ofrenda al Apóstol a no caer en la turismofobia en el Año Santo

Tamara Montero
Tamara Montero SANTIAGO

SANTIAGO CIUDAD

El alcalde compostelano pide «tolerancia y paciencia» a los compostelanos

25 jul 2019 . Actualizado a las 14:14 h.

Lo profano se ha impuesto a lo sagrado en la Ofrenda al Apóstol de esta mañana, que ha traído novedades con respecto a años anteriores. Las obras en la Catedral han obligado a trasladar la ceremonia a San Martiño Pinario y además, el alcalde compostelano ha participado de nuevo en los actos religiosos del 25 de julio, y lo ha hecho ejerciendo de oferente. Como es tradicional, los actos han comenzado en el Obradoiro, en el que Bugallo ha pasado revista a las tropas. El mal tiempo ha impedido que se celebrase la exhibición de paracaidistas que estaba prevista. 

A pocas horas de la votación de investidura, tanto Xosé Sánchez Bugallo, nombrado delegado regio, como el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, han hecho un llamamiento al diálogo de la clase política para alcanzar consensos. «Te pido que ilumines a nuestros representantes políticos para que prevalezca el interés general y el bien común sobre los intereses particulares y partidistas», pedía Bugallo durante su ofrenda, en la que defendió que España «es el mejor marco para avanzar en la igualdad, la democracia y el progreso de los pueblos que la componen» y solicitó la ayuda del apóstol Santiago para «encontrar el camino que nos permita superar la actual situación» en clara referencia a Cataluña, aunque sin nombrarla.«Intercede polos nosos gobernantes para que saiban encontrar, en diálogo sereno e respectuoso coa verdade, solucións aos problemas políticos, sociais e culturais», insistió el arzobispo en su homilía, que se centró en la humildad, la caridad y el consenso y durante la que tuvo un especial recuerdo para colectivos como «los refugiados, los excluidos, los migrantes forzosos, los pobres, las víctimas inocentes de tanta violencia sin sentido, que día a día nos conmueven».

En una ofrenda de claro corte social, el delegado regio hizo un llamamiento a trabajar para avanzar en una sociedad igualitaria en una jornada en la que ha vuelto a confirmarse un asesinato machista, esta vez en Terrasa, que se suma a los de Calpe y Vilalba de los últimos días.«Esta lacra tiene que ser erradicada de raíz y en ese empeño tenemos que estar, sin ningún género de duda, las instituciones y sus gobernantes», ha remarcado Bugallo. «No podemos tolerar ni un asesinato más y, como sociedad, no podemos mirar hacia otro lado», ha remarcado. También Barrio ha rechazado la violencia, aunque no ha hecho una referencia específica a los asesinatos machistas sino que ha recordado «ás persoas que morreron por calquera forma de violencia sempre irracional».