Santiago / La Voz

El área fluvial de Chaián vivió ayer una magnífica Festa do Escalo. Tanto, que da alas a los organizadores, la Sociedade de Caza e Pesca Venatoria, en su empeño por conseguir el apoyo de los concellos de Santiago y Trazo, y de la Xunta de Galicia, para que esta celebración reverdezca glorias de décadas pasadas. Pese al estado poco propicio del río Tambre ?queja común de los pescadores que compitieron? el concurso logró mejor balance que el año pasado, sobre todo en participación, 44 aficionados frente a 33 en el 2018; y también en capturas, si bien con un resultado aún modesto: 17 kilos de escalos, el ciprínido que da nombre a la fiesta, tres kilos más que en la edición anterior. Además, éxito de público, con la estimación de unas ochocientas personas que gozaron de un estupendo día de verano en el bello paraje ribereño.

El presidente de La Venatoria, Ramón Fandiño, se mostró muy satisfecho del desarrollo de esta tradicional fiesta incluida en el programa del Apóstolo. Aparte del concurso de ciprínidos, aporta otras magnitudes a tener en cuenta: la novedad del campeonato de chave, con veinte parejas participantes; las 270 personas que reservaron para comer en grupos bajo carpa, el doble que el año pasado (otras muchas ocuparon las mesas repartidas por el área fluvial); los niños que disfrutaron de lo lindo en los hinchables; y el espectáculo verbenero de la orquesta Israel y el de un grupo folklórico.

Entre los objetivos inmediatos de la sociedad La Venatoria está conseguir el respaldo de las Administraciones para relanzar la Festa do Escalo y que, desde la próxima edición, pueda recuperar los dos días de celebración perdidos hace ya muchos años.

Si un pero hubo en la jornada, fue el que expresaron los pescadores, que ya no es nuevo: la contaminación está matando el Tambre. «Xa nin se escoitan as ras, porque non hai», decía un aficionado. El problema, o parte de él, lo explica el campeón absoluto de la jornada, Rubén Boquete Varela, tracense vecino de Chaián, que consiguió el trofeo Kias al capturar él solo 5,6 de los 17 kilos de ciprínidos: «Como non deixen de facer vertidos ao río, como non se eliminen os nitratos, vai ser imposible». Hay pocas truchas en este tramo del Tambre, y el escalo tampoco abunda como en tiempos pasados, cuando se llegaban a pescar en una jornada como la de ayer doscientos kilos.

Aparte del ganador absoluto Rubén Boquete, los tres primeros premios en las distintas categorías fueron los siguientes: en individual, José Luis Aldrey Álvarez, José Luis Gómez Pereiro y José Manuel Muíños Otero; en niñas, María Rey García, Paula Iglesias Rey y Ana Rodríguez Pirraglia; en niños, Alejandro Espiñeira Faura, Adrián Miraz García y Andrés Sueiro Castro; y, en equipos de cuatro pescadores, los denominados Pescalo Chaián, Wan y Cana aquí.

A Chaián acudieron la alcaldesa de Trazo, Josefina Suárez; y los concejales compostelanos de Festas, Gonzalo Muíños; de Benestar Social, Mila Castro; y de Deportes, Esther Pedrosa, así como el edil popular Evaristo Ben, entre otros cargos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El escalo empieza a remontar