Los santiagueses originan solo la cuarta parte de las multas de tráfico

De los 22.363 boletines de la policía en el 2018, unos 16.500 se emitieron a foráneos


santiago / la voz

Santiago atrae a diario a miles de conductores ajenos al municipio. Ya sea por cuestiones laborales, administrativas, sanitarias, de ocio o por su reclamo turístico, los viales compostelanos son testigo no solo de la propia actividad de la capital, sino de la llamada que ejerce sobre su entorno más próximo. Y también de las tensiones cotidianas que esa atracción, cautiva o no, provoca en su circulación por la progresiva merma de espacios públicos para el estacionamiento.

La actividad circulatoria por las arterias de asfalto dejan al final de año unas 22.000 infracciones, las registradas al menos. La Policía Local emitió denuncia de 22.363 casos en el 2018. Otra cosa son las que generan el estacionamiento en la ORA y las zonas verdes de residentes, que sumaron 12.233 boletines. En total, 34.712 sanciones, añadiendo las 116 denuncias particulares que acabaron en expediente sancionador.

Pero no son los compostelanos, ni de lejos, los que más infringen. Ni en un caso ni en el otro. Solo la cuarta parte de las multas que tramitó la Policía Local tuvieron por destino domicilios santiagueses. Exactamente el 26 %, apenas seis mil (5.870) de las más de 22.360 expedidas por el cuerpo de seguridad que controla los viales municipales.

Es el entorno más próximo de la capital el que alimenta en gran medida el granero sancionador. Con 18.521 de esos vehículos infractores censados en Galicia (incluidos los compostelanos), las cifras se concentran más en ese entorno y se relajan a medida que los lugares de procedencia de los conductores se distancian. En una comparativa provincial, lucenses y ourensanos apenas suman 1.500 multas (708 y 718). Las de pontevedreses, con municipios ya más vinculados con la actividad de la ciudad, ya crecieron hasta las 3.116.

Pero son los coruñeses los que se llevan la palma con prácticamente 14.000 sanciones (13.979).La proximidad a la capital y las relaciones laborales con ella, o su atractivo como espacio de compras y ocio, marcan la diferencia. Su entorno inmediato, el que en mayor medida y asidiudad hace uso de ella, parece estar detrás de buena parte de ese registro provincial. Porque Compostela no alcanza, ni siquiera en ese ámbito geográfico, el 50 % de las sanciones. Suma el 42 % de los boletines emitidos por la Policía Local: 5.870. Los otros 8.109 proceden del resto de la provincia, y no solo representan el 58 % de las sanciones tramitadas contra residentes en ella, sino que son casi el 44 % de las expedidas a usuarios procedentes de toda Galicia.

Otro tanto sucede con la procedencia de los infractores de la ORA y las zonas de residentes, aunque en este caso la prevalencia infractora de los compostelanos sube ocho puntos. De las 12.233 multas emitidas, 4.131 (34 %) lo fueron contra santiagueses. El 52 % (4.482) contra conductores de la provincia. El resto de Galicia sumó casi dos mil.

Pero el control, presencial, por radar o fotorrojos, detectó otras 3.842 infracciones en las vías locales. En ese caso, de matrículas de otras comunidades y países. Las cifras apuntan más a los primeros. De hecho, destacan los madrileños (950) y barceloneses (309). También tinerfeños, asturianosy valencianos, entre otros, aunque ya por debajo de las 200.

El 67 % abonaron la sanción en el mismo año, pero las de la ORA no llegaron al 45 %

El Ayuntamiento apenas cobró dentro del mismo año el 59 % de las sanciones impuestas en conjunto entre la Policía Local y la ORA. El nivel de respuesta de los infractores a la hora de hacer frente a las multas marca, sin embargo, una brecha de 27 puntos entre unas y otras. En las zonas azules (se incluyen las de residentes), el porcentaje de pago se queda en el 44 % (5.343 de 12.233 sanciones), lo que arroja un paupérrimo 15,4 % con respecto al global. El abono de las sanciones procedentes del control policial, de los semáforos o accesos con cámara y de los radares alcanza, por contra, el 67 % (14.900 sobre 22.363), aunque los resultados de la ORA lastran su incidencia sobre los datos globales y la dejan en el 43 %.

Al margen de los infractores pendientes de recursos o cuyas sanciones estén en proceso de reclamación, los datos evidencian que compostelanos y foráneos responden por igual al abono de las sanciones: el 66 % de cada uno de esos colectivos las pagaron dentro del año: 3.873 santiagueses y 11.027 foráneos. En la ORA fueron mejor pagadores los foráneos: 47 % frente al 37 %.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los santiagueses originan solo la cuarta parte de las multas de tráfico