Ángel Cequier: «Un cáncer se ve y sensibiliza más que una enfermedad del corazón»

El presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología defiende que puede mejorarse la asistencia de pacientes mayores, diabéticos e infartados


santiago / la voz

Ángel Cequier, presidente electro de la Sociedad Española de Cardiología, pide al nuevo gobierno «mayor responsabilidad al tomar decisiones sanitarias, dando más importancia al conocimiento de las sociedades científicas; transparencia sobre los resultados de los procesos y procedimientos de salud, con publicación de datos, para corregir lo que sea necesario; y eliminar trabas administrativas, que impiden que lleguen innovaciones y tratamientos cardiológicos beneficiosos para pacientes. Eso es hacer las cosas como en otros países». Ayer habló en el Clínico, donde le presentó González Juanatey.

-Dirige un área de enfermedades del corazón, ¿cómo es?

-Integra, hace 9 años, cardiología y cirugía cardíaca. Es relevante, porque un 10-12 % de los procesos de pacientes de cardiología acaban requiriendo cirugía cardíaca y así se elige mejor la intervención más adecuada, la organización es más fácil, y supone un beneficio funcional importante.

-Habló del intervencionismo coronario, ¿en qué situación está?

-El corazón, para contraerse cada día 90.000 veces, precisa que las arterias coronarias le aporten continuamente oxígeno, sangre y nutrientes. El intervencionismo coronario abre esas arterias cuando se obstruyen, sin necesidad de una operación a corazón abierto. Porque la obstrucción de las arterias puede provocar una angina de pecho, o un infarto; es la causa de un 50 % de las muertes de pacientes cardiovasculares y tiene un gran impacto.

-¿Ha llegado al límite el intervencionismo?

-En España, actualmente por cada 9 pacientes en los que se hace intervencionismo hay otro que se opera a corazón abierto. El desarrollo ha sido muy importante, pero queda mucho por hacer, sobre todo para dar mejores soluciones a pacientes de edad avanzada, diabéticos o que presentan infarto agudo de miocardio.

-Las enfermedades cardiovasculares se mantienen como la principal causa de muerte, ¿cómo lo explica?

-Por el incremento de la esperanza de vida. La cardiología ha logrado reducir la mortalidad, pero trata muchos más pacientes; por eso, en número absolutos, continúa como la principal causa de mortalidad, en especial en personas mayores de 75 años.

-¿Por qué es tan difícil la prevención cardiovascular?

-Es más compleja, en primer lugar porque la sensibilización es más limitada. Un cáncer se ve y sensibiliza más que una enfermedad del corazón, tanto al paciente como a su familia y allegados, pues su impacto se ve más tiempo; mientras en la enfermedad del corazón hay un porcentaje de pacientes que fallecen de repente; y a muchos otros, cuando se les ve por la calle, no se percibe que sufran una enfermedad cardíaca. Además, reducir los factores de riesgo requiere esfuerzos que muchas personas consideran excesivos y difíciles de cumplir.

-¿Qué esfuerzos?

-Sobre todo dos: hacer ejercicio físico, aunque parece que últimamente hay más concienciación y aumenta; y mejorar la dieta. El índice de obesidad y de colesterol elevado es muy alto, incluso ya en la población infantil; no estamos siendo capaces de concienciar a la población de la importancia de la prevención.

-En la campaña electoral se alude a las diferencias en los sistemas de salud en España, ¿influyen en la asistencia?

-El nivel de la asistencia es muy alto, en relación con la inversión pública en sanidad. Otra cosa es la planificación de los recursos, muy condicionada muchas veces más por objetivos políticos que sanitarios; y eso, a medio y largo plazo, puede situar el sistema en situación de vulnerabilidad, por el incremento de los costes sanitarios y porque no creo que España sea un país rico.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ángel Cequier: «Un cáncer se ve y sensibiliza más que una enfermedad del corazón»