El BNG recupera la propuesta de crear una factoría cultural y mira al entorno europeo

Goretti Sanmartín afirma que es el «momento xa» de cubrir «esa necesidade» para la juventud


la voz

Será uno de los proyectos estrella de su programa electoral. La iniciativa no es nueva, pero Goretti Sanmartín defiende que ahora sí ha llegado el momento de que Santiago apueste por una factoría cultural. La ciudad, dice la candidata del BNG, tiene ejemplos en Europa a los que mirar, como en Berlín y Edimburgo. Y, todavía más cerca, en Braga, con su Gnration. Pero, sobre todo, «ten a necesidade» de procurar un espacio dedicado a la creación musical y artística de los jóvenes compostelanos, un espacio donde puedan ensayar, grabar sus primeras maquetas y aprender de grupos locales consolidados e incluso de artistas internacionales dispuestos a compartir experiencia con ellos.

Esa es la propuesta que esta mañana presentó Sanmartín, aunque la iniciativa no se agota ahí. Esa factoría ha de brindar también la posibilidad a los adolescentes y jóvenes de disponer de un espacio de ocio, también de ocio nocturno alternativo, vinculado a la creatividad y sin ánimo de competir con otros espacios que promueven y divulgan cultura, pero que no están centrados en su creación. 

La candidata del BNG sostiene que su localización no debería ser un problema. Los nacionalistas proponen ya su ubicación en una parcela municipal de 3.285 metros cuadrados vecina del Cersia, en San Lázaro, lo que facilitaría la programación de un proyecto que podría financiarse en buena medida «con achegas doutras administracións». «E temos a necesidade», defiende Goretti Sanmartín, de ofrecer un espacio creativo y de ocio al sector de la población más carente de alternativas. La candidata observa que no solo «a mocidade» se beneficiará de la iniciativa, sino que «pode ter un saldo positivo para a cidade a medio e longo prazo», con la generación de «importantes recursos económicos arredor».

Diez locales de ensayo

La propuesta nacionalista parte de un mínimo de diez locales de ensayo de 30 metros cuadrados cada uno. Serán el centro del proyecto, pero este no se agota con ellos. Porque se trata no solo de procurar espacio para el trabajo personal de grupos musicales, sino de que cuenten con otros apoyos y servicios de seguimiento, «algo que xere comunidade arredor de axentes musicais e no que se poidan xuntar grupos de canteira, para visibilizarse, con grupos locomotora que poidan facer de atracción tamén».

Además de los locales de ensayo equipados, el BNG propone un estudio de grabación, una zona de concierto al aire libre con capacidad para unas 300 personas, espacio de working para empresas musicales y cafetería. Entre otros servicios, el equipamiento se completaría con la creación de un banco de instrumentos para préstamo. El Bloque ya tiene propuesta incluso de nombre, el del fallecido Fran Pérez, Narf

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El BNG recupera la propuesta de crear una factoría cultural y mira al entorno europeo