Un radar falso engaña a los conductores en la avenida de Lugo de Santiago

Colocan una caja de cartón simulando un dispositivo fijo en el mismo tramo donde se instaló nueva señalización sobre el control de la velocidad

A. González
Santiago / La Voz

A comienzos de la semana pasada aparecía una nueva señal vertical en la avenida de Lugo advirtiendo de que la velocidad en la zona está controlada por radar, aunque no había rastro de radares por ningún lado, salvo las cámaras del túnel del Hórreo y el fotorrojo en el semáforo del nudo de Os Concheiros. Para cubrir esta carencia, a alguien se le ocurrió colocar uno falso que logró engañar a varios conductores.

El lunes por la tarde, aparecía un falso radar hecho con una caja de cartón junto a unos contenedores estratégicamente colocado, mirando hacia la carretera y poco después de la señal de control de velocidad, a la altura del número 161 de la avenida de Lugo. Pegado a la vía de servicio, solo los más avispados repararon en el supuesto dispositivo fijo que, junto a la basura, parecía poco creíble.

Sin embargo, alguien se encargó de reubicarlo en un mejor lugar, mucho más visible. Ayer por la mañana aparecía el falso radar en la mediana, mirando hacia el nudo de Concheiros. Y, en esta ocasión, parece que el cebo sí resultó mucho más convincente. Vecinos de la avenida de Lugo aseguran que fueron muchos los que, ante un control de velocidad tan evidente, levantaron el pie del acelerador por un tramo en el que el límite está en 50 kilómetros por hora, pero frecuentemente se rebasa.

A lo largo de la jornada de ayer desaparecía la caja de cartón que ayudó, por unas horas, a que los conductores respetasen la velocidad máxima establecida al circular por la avenida de Lugo, en dirección al centro de la ciudad. 

El radar invisible de la avenida de Lugo

Raxoi reactiva los controles en una zona con tres nuevas señales de alerta al conductor

La reordenación del tráfico en la avenida de Lugo no se queda en las buenas noticias que supone la nueva señalización para los miles de conductores que circulan a diario por esa zona, y que ahora disponen de líneas discontinuas en los accesos y salidas del túnel del Hórreo que permiten realizar maniobras que antes obligaban a vulnerar el código con el consiguiente riesgo de sanción. Estos cambios en la señalización horizontal, que también incluyen la reorganización del tránsito de bajada de la avenida de Lugo para hacerlo más fluido, han llegado acompañados de nuevos indicadores verticales, tres en concreto, que alertan al conductor de que la velocidad en la zona está controlada por radar.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Un radar falso engaña a los conductores en la avenida de Lugo de Santiago