San Lázaro vive una competitiva subasta de las uñas

Numerosos vecinos y los representantes políticos acuden para pujar por los lotes subastados por Antonio Mosquera

;
Subasta de la uñas en las fiestas de San Lázaro Subasta de la uñas en las fiestas de San Lázaro

Santiago / LA voz

San Lázaro vivió una animada subasta de las uñas, con lotes que alcanzaron hasta los 22 euros. Los vecinos acudieron a la puja dispuestos a subir los precios para que los donativos para el santo superaran los de años anteriores, y tanto que se consiguió. El pique entre unos y otros hizo que la mayoría de los lotes de uñas se vendieron entre 15 y 18 euros. Antonio Mosquera no dejaba de sonreír y animaba a los vecinos a mantener la rivalidad para que el precio subiera como la espuma. Eso si, tampoco dejó de llamar la atención a los que más atentos a las cámaras del móvil y a la charla, no dejaban escuchar con claridad las ofertas que se lanzaban desde el fondo. 

Las primeras uñas se vendieron entre 18 y 22 euros. Independientemente de lo que llevara el lote, todas las pujas empezaron por los 5 euros; excepto uno de los últimos que arrancó a 4 euros al ver que nadie se animaba a decir un precio. Si el principio fue muy animado, en la segunda mitad de la puja y hacia el final decayeron los bríos, y los vecinos algo cansados ya no estaban dispuestos a superar los 10 o 12 euros. Un precio igualmente alto, pero menos disparatado. La mayoría de los lotes, que incluían varias uñas, se vendieron por precios que oscilaban en torno a 16 euros. Un coste superior al que podrían alcanzar en un comercio, pero es que «las uñas son para el santo», comentó Manolo, uno de los vecinos más animados en la puja. «El precio no es por el género, sino por el santo», repetía.

A la cita no faltaron los candidatos a alcaldía de Compostela Aberta, PSOE, PP, BNG y Compromiso por Galicia. El alcalde Martiño Noriega se quedó con un lote por 18 euros después de varios intentos, en la primera parte de la puja. También el candidato socialista Xosé Sánchez Bugallo tuvo que pujar varias veces hasta que consiguió hacerse con un lote a 12 euros en la segunda mitad de la subasta. Goretti Sanmartín, concejal y candidata del BNG, no perdió la oportunidad de quedarse con unas uñas por 13 euros, cuando quedaban unas pocas uñas más. Hasta Xosé Bascuas se hizo con su ración por 12 euros. Varios concejales de la corporación se dejaron caer por la subasta, y se llevaron piezas para el caldo. Agustín Hernández, concejal y candidato del PP, siguió la subasta con suma atención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

San Lázaro vive una competitiva subasta de las uñas