¿Hay conciencia sobre la despoblación en Galicia?

La presencia gallega en la manifestación de hoy de la «España vaciada» es minoritaria y testimonial

Cartel de la manifestación convocada para mañana en Madrid
Cartel de la manifestación convocada para mañana en Madrid

redacción / la voz

La España vacía se manifiesta hoy en Madrid con un lema con intención: «La revuelta de la España vaciada». Es decir, no solo son parte de un territorio que se queda sin gente sin más. Ven en este proceso una desidia política que ha vaciado buena parte del interior del país. De hecho, en su manifiesto denuncian «la omisión o inacción de la clase política en la defensa de derechos reconocidos constitucionalmente como son la igualdad, la vertebración, la cohesión o el equilibrio territorial de este país».

A la marcha de la plaza de Colón irán colectivos contra la despoblación de toda España, espoleados por dos plataformas que representan el drama demográfico de las provincias más despobladas de Europa: Teruel Existe y Soria Ya! Pero la presencia gallega será testimonial, para empezar porque apenas hay colectivos organizados para luchar contra la despoblación, que se ceba especialmente con amplias zonas de las provincias de Lugo y Ourense, pero también con áreas del interior de las de A Coruña y Pontevedra.

En el listado de más de 80 organizaciones que se suman a la protesta para dar visibilidad a la España interior apenas hay dos colectivos arraigados en Galicia, como son los centros de desarrollo rural de O Viso, en A Limia, y el de Portas Abertas de Vilardevós, también en Ourense. Pero en realidad forman parte de una confederación no gubernamental con sede en Valladolid (Coceder) y que basan su acción en lograr que el medio rural cuente con servicios básicos y no quede al margen del bienestar, explica Carmen Bohórquez, coordinadora del centro. «Es una llamada de atención a todo el rural de España, pues tenemos los mismos problemas», asegura, constatando la escasa incidencia de la convocatoria en la comunidad gallega y explicando los múltiples proyectos que desarrollan para revitalizar A Limia. Incluso cuentan con un banco de casas para poner en contacto a los vendedores con gente que quiera ir a vivir a esa zona.

El profesor de Geografía Humana de la USC, Carlos Ferrás Sexto, también constata esa apatía de la sociedad civil ante uno de los problemas más graves que afronta en la actualidad la sociedad gallega. «Es obvio que la recesión demográfica, el envejecimiento y el despoblamiento rural en Galicia es un enorme problema del cual parece que no tomamos conciencia. Perdemos habitantes, el envejecimiento social es evidente en todos los ámbitos. La actitud política es conservadora y parece que socialmente estamos acomodados y resignados», asegura, al tiempo que deja la pelota en el tejado de las instituciones gallegas. «Las políticas demográficas en Galicia tiene que conectar y comunicar con la gente; no podemos seguir haciendo lo mismo una vez y otra cuando llevamos 30 años en recesión natural, cuando mueren más de los que nacen año tras año», añade.

En Madrid se reunirán activistas de la provincia de Zamora, con problemas muy similares a los de sus vecinos ourensanos. Jaén, Guadalajara, Extremadura, Burgos, Segovia, Cuenca, Salamanca, La Rioja, Palencia... Todos estos territorios estarán bien representados en la manifestación de mañana en Madrid, donde aspiran a reunir a más de cien mil personas para visibilizar al país invisible.

Nadie presenta propuesta alguna a la ley de impulso demográfico de Galicia

carlos punzón
La caída demográfica es uno de los grandes problemas, presentes y futuros, de Galicia
La caída demográfica es uno de los grandes problemas, presentes y futuros, de Galicia

La Xunta abrió la posibilidad a la sociedad civil de plantear ideas durante 15 días, pero no ha habido sugerencias; queda ahora a expensas de los partidos

Economistas, médicos, demógrafos, analistas de las disciplinas más diversas, sindicalistas o políticos están de acuerdo en que la caída de la natalidad, el avejentamiento y la despoblación es el problema más decisivo, grave y urgente que tiene Galicia como sociedad y el que más condicionará su futuro. Pero ese convencimiento generalizado semeja que no ha trascendido a la ciudadanía, o que la Administración no ha acertado a la hora de hacer partícipe a la población de la posibilidad de aportar ideas para tratar de atajar lo que en resumen se clasifica como crisis demográfica. A través del portal de Transparencia, el Gobierno gallego abrió en febrero una ventana a la ciudadanía para que hiciera llegar propuestas para ser estudiadas para su inclusión en la futura Lei de Impulso Demográfico de Galicia.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Hay conciencia sobre la despoblación en Galicia?