A Cultura le satisface que Raxoi acepte que sus cámaras de vigilancia graben

Los diez dispositivos del casco histórico empezarán a registrar imágenes el viernes


Santiago / La Voz

El gobierno local de Compostela Aberta (CA) no ha comunicado a la Consellería de Cultura su decisión de aceptar finalmente que las diez cámaras que controla la Policía Local en el casco histórico comiencen a grabar imágenes a partir del próximo viernes. Sin embargo, esa falta de colaboración institucional no ha evitado que en la Xunta se den por satisfechos porque entienden que el Concello acepta las tesis que han defendido desde que se puso sobre la mesa la necesidad de recurrir a la videovigilancia para evitar nuevas agresiones en forma de pintadas a la Catedral.

En Cultura, por tanto, ven con nuevos ojos el cambio de rumbo del ejecutivo compostelano, inicialmente reacio a que las cámaras ya existentes se pusiesen en modo grabación, lo que es mucho más útil a la hora de poder identificar a los autores de delitos contra el patrimonio. La consellería que dirige Román Rodríguez sigue en permanente contacto con la Fundación Catedral con la vista puesta en mejorar el actual sistema de videovigilancia instalando más dispositivos, algo que hasta el momento ha descartado por completo el grupo que preside el alcalde Martiño Noriega.

El plan del Concello pasa por iniciar este viernes, aunque por el momento en pruebas, la grabación de imágenes en las cámaras de la zona monumental. La legislación es muy restrictiva en lo que afecta a los dispositivos instalados en zonas de dominio público, por lo que a partir de ahora tendrán que estar fijas ?antes podían moverse de forma remota? y sus registros deberán estar almacenados un máximo de un mes, fecha a partir de la cual deberán ser destruidos.

Las reticencias iniciales de Compostela Aberta a que las cámaras municipales grabasen se debe a que en el grupo de Noriega hay simpatizantes del Movemento polos Dereitos Civís, una organización que lleva años oponiéndose a la instalación de cámaras en Santiago.

El sistema actual no cubre toda la Catedral

En Santiago, la Policía Local controla un total de 39 cámaras. De ellas, 29 son de tráfico y las otras diez están instaladas en puntos estratégicos de la zona monumental. Son estas últimas las que comenzarán a grabar imágenes a partir del próximo viernes, lo que mejorará la protección de la que dispone la Catedral compostelana, pero no del todo, ya que el sistema actual deja importantes zonas de sombra que solo desaparecerían con la instalación de más dispositivos, algo que por el momento no quiere ni plantearse el gobierno local de Compostela Aberta.

Actualmente, hay cámaras de videovigilancia en las plazas del Obradoiro, de A Quintana y de Praterías. Precisamente, las dos últimas agresiones sufridas por la basílica se produjeron en dos de estas fachadas. Una vez que las imágenes queden registradas y la policía pueda usarlas en caso de nuevos ataques, la identificación de los autores será mucho más sencilla.

Sin embargo, fuera de estas zonas no hay ningún tipo de protección, ya que las otras cámaras de las que dispone la Policía Local están ubicadas en la calles de San Francisco y Trindade, así como en la Costa do Cristo, las plaza de O Toural y Cervantes y los soportales de Raxoi.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Cultura le satisface que Raxoi acepte que sus cámaras de vigilancia graben