CA acusa a la Xunta de «deslealdade institucional» por recurrir su normativa

Sostiene que su regulación responde al problema de los conciertos ante la «pasividade» del Gobierno gallego


Santiago / LA Voz

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, se mostró molesto por cómo ha movido ficha la Xunta ante el cambio realizado en la normativa municipal para regular el problema de los ruidos y las actuaciones en los locales de la ciudad. El regidor se despachó por redes sociales, en las que insinuó que el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Gobierno autonómico es una jugada electoralista.

«Compostela é unha cidade que aposta pola colaboración institucional. A colaboración institucional aséntase no respecto e non na submisión. O que está a facer a Xunta, atufa a sesgo partidario no contexto das municipais», escribió Noriega, cuyo partido acusa al ejecutivo gallego de «deslealdade institucional» y de «presionar ao Concello» para que hiciese valer sus competencias en esta cuestión y la regulase.

Actuación «selectiva»

«A Xunta prefire a vía xudicial antes que a colaboración entre administracións. Actúa selectivamente escollendo con quen dialoga e evitando o diálogo cos principais concellos de Galicia, con deslealdade institucional. Todo o contrario do que recolle a lei de Administración local de Galicia, que establece mecanismos de colaboración interadministrativa antes de xudicializar as diverxencias», insiste Compostela Aberta.

Recuerda, además, que «coa aprobación da lei de espectáculos, que entrou en vigor o día 2 de xullo, a Xunta non deu resposta á problemática da música ao vivo nos locais. Case un ano despois, continúa sen incorporar un decreto que marcase o catálogo de espectáculos públicos e actividades recreativas».

El gobierno local sostiene que, si impulsó un cambio normativo, fue «para resolver a problemática dos locais en Santiago» y ante «a pasividade da Xunta, amparándose nas posibilidades que a nova lei de espectáculos ofrecía para poder regular, mediante ordenanza municipal, supostos concretos de espectáculos públicos e actividades recreativas de escasa entidade ou incidencia». Es más, considera que el ejecutivo gallego llegó a presionar al Ayuntamiento para que regulase este tema.

«Polo que sabemos, o propio borrador do decreto contradí a lei de espectáculos que recoñece a autonomía municipal na materia, incluso o propio director xeral de Emerxencias recoñecía nunha nota de prensa, que curiosamente está borrada da web da Xunta, que a lei faculta aos concellos para regular por ordenanza as actividades extraordinarias de escasa entidade (monólogos, contacontos, concertos...) e eximilas así de calquera trámite administrativo», continúa CA, que anuncia que luchará por la música en vivo en los locales de la ciudad como parte de su riqueza cultural.

«Regulamos coas competencias que nos recoñece a Xunta e é mentira que o Concello dea manga ancha. A nosa ordenanza é máis esixente ca lei da Xunta, porque ata nos espectáculos de escasa incidencia nos que norma autonómica non pide declaración responsable previa, o Pazo de Raxoi si a esixe», puntualiza.

Por último, CA recuerda que la competencia exclusiva en materia de espectáculos públicos corresponde a la Xunta, si bien entre 2015 y 2018 el ejecutivo local -al igual que otros anteriores- mantuvo la actividad musical mediante convenios anuales con los hosteleros para mantener los conciertos en los locales, con la condición de «interinidade ata a aprobación da lei de espectáculos galega».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

CA acusa a la Xunta de «deslealdade institucional» por recurrir su normativa