La USC, entre las tres universidades que más redujeron su oferta de estudios

Tras la modificación de la LOU en el 2007 dejó de impartir el 21 % hasta el curso pasado, casi el triple que A Coruña y Vigo


santiago / la voz

La Universidade de Santiago es una de las tres instituciones académicas públicas españolas que más han reducido su oferta de estudios en la última década. Con la reforma universitaria, las titulaciones de la USC pasaron de 56 a 44, un 21,4 % menos, y fue solo superada en términos porcentuales por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que redujo su oferta un 28 %; y la de Navarra, el 25 %. No obstante, la disminución de las universidades canaria y navarra se produce en un contexto de fuerte crecimiento de la oferta de titulaciones de las universidades privadas en España y también en esas dos comunidades, al contrario que en Galicia, donde estas no se han implantado todavía. En términos absolutos, el retroceso de las titulaciones solo es mayor en las aulas canarias que en las compostelanas.

Por comunidades autónomas, Galicia ocupa el farolillo rojo en la evolución de la oferta de grados de las universidades españolas, según el informe Grados universitarios: ¿Cuántos y cuáles, elaborado por el Observatorio del Sistema Universitario Español (OSU) y presentado ayer en Barcelona. Con la modificación de la LOU en el 2007 y el paso de los estudios de ciclo corto y largo (diplomaturas, licenciaturas e ingenierías) al actual sistema de grados, la oferta total en España creció un 13 % hasta el pasado curso 2017-18, y se disparó en las universidades privadas -el 66 %, frente al 2 % en las públicas- de forma que las primeras ya copan el 25 % de la oferta global, que alcanza los 2.854 grados. Galicia es la comunidad donde más se redujo, el 13,2 %, seguida de Asturias (12 %), Castilla-La Mancha (11 %) y Baleares (10 %). No obstante, este informe no incluye los cambios introducidos en el curso actual, cuando el sistema universitario gallego incorporó cinco nuevos grados, tres de ellos en la USC.

De las tres universidades gallegas, la de Santiago sigue siendo la que más grados ofrece pese a haber reducido doce titulaciones en el citado período, y sus 44 grados superan en poco a los de las universidades de Vigo (pasó de 45 a 41) y A Coruña (de 43 a 40). Pese a la reducción de grados, la media de las tres instituciones gallegas quedó por encima de la española, 41,7 frente a 35,7. Por ramas de estudios, la distribución del registro de grados en las tres universidades gallegas es muy parecido al de la media española, con el 34,6 % para ciencias sociales y jurídicas, el 29,3 % para ingenierías y arquitectura, el 15 % artes y humanidades, el 12,8 % ciencias de la salud y el 8,3 % para ciencias.

El informe señala que la oferta en España es heterogénea en amplitud temática, alcance de los conocimientos y presumible vigencia temporal, pero insuficientemente inteligible para estudiantes, familias, instituciones y empresas. Entre sus recomendaciones destaca la revisión de los grados para que cumplan los objetivos de formación generalista, capacitación profesional y empleabilidad de los titulados; y la reducción del número de grados mediante la planificación y cooperación de las universidades entre sí y con las administraciones.

El mapa de titulaciones universitarias: la eterna reforma

 T. M.

En la educación española solo hay una constante: la eterna reforma. Todo el resto, cambia: planes de estudio, ciclos de enseñanza, currículos, pruebas de acceso, criterios de evaluación. La enseñanza superior no se ha librado del afán reformista de la política, y aunque quizá no haya sido zarandeada con la misma insistencia que los niveles de educación primaria y secundaria, sí parece que está sometida a una eterna reforma. La de su oferta. En los 70 se implantó el sistema de tres ciclos. La LRU de 1983 daría un vuelco a la estructura. Y antes de Bolonia, la LOU.

Durante décadas, el sintagma mapa de titulaciones no ha dejado de sobrevolar las páginas de información. En Galicia, esa expresión está más en boga que nunca. Las universidades gallegas han vuelto a reformular sus titulaciones para adaptarlas a las necesidades de la sociedad y se encuentran inmersas en un proceso de creación de grados y de destrucción de otros. En Santiago se imparten ya Criminoloxía como grado oficial y Biotenoloxía. En Lugo se ha implantado Paisaxe. Durante los próximos años se crearán Xestión del Patrimonio e Industrias Culturais, Emprendemento, Robótica Agroforestal y Bioquímica Agroforestal. Algunos son nuevos, otros, la transformación de alguno que desaparece, como Ciencias da Cultura y Xestión de Pemes.

La gran reforma de los últimos años ha sido la que ha llevado a la enseñanza superior española a converger con la europea. Las licenciaturas y las diplomaturas dejaron paso a grados de cuatro años. En el cajón de la moratoria se ha quedado el modelo 3+2.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

La USC, entre las tres universidades que más redujeron su oferta de estudios