La catedral de Santiago se descapotará esta primavera

Arranca la instalación de los medios auxiliares para la obra en las cubiertas de la nave central y del crucero


Santiago / La Voz

Al margen de las pintadas y de la polémica sobre la vigilancia con cámaras, las obras en las cubiertas y en el interior de la catedral de Santiago avanzan a buen ritmo. La actividad en el tejado de la basílica es ya patente desde la calle, ya que esta misma semana se inició la instalación de los medios auxiliares necesarios para construir una estructura temporal sobre la nave central y crucero, una especie de paraguas metálico recubierto de lonas, con el que se protegerá el interior del templo de la lluvia y de otros agentes externos mientras se retiran las losas de piedra.

La Catedral se prepara para descapotarse en primavera, al igual que ya se hizo en la rehabilitación de la cabecera románica. El sobretejado que se empleará en esta ocasión será igual que el que se puede ver desde A Quintana, empleado ya anteriormente en la cima de las torres norte y sur del Obradoiro -donde soportó varios temporales- y de forma piloto para la intervención sobre las cubiertas del pórtico de la Gloria.

Ello permitirá desmontar el enlosado actual de la cubierta, ejecutado en los años 60, para poner una nueva impermeabilización que solucione el problema de filtraciones y humedades, garantizando la estanqueidad de la basílica cuando llueva. El tejado ideado por el equipo de rehabilitación reproducirá la forma actual e introducirá losas reversibles que facilitarán su mantenimiento y futuras reparaciones.

Otra actuación de altura

La de las cubiertas no es la única actuación de altura que se está llevando a cabo en la Catedral. También se trabaja en la tribuna, el corredor que transita por el perímetro interno de la basílica conformando su segundo piso.

Allí, además de la restauración de los paramentos y de las bóvedas, se interviene en el pavimento de piedra, saneando las losas y reparando aquellas que se encuentran en mal estado. El proyecto incluye la reorganización de canalizaciones y cableado, así como la reparación de carpinterías.

Retiran el mobiliario del altar mayor 

Los bancos fueron los primeros en desaparecer a finales de enero. Los operarios de una empresa de mudanzas se encargaron de retirar el mobiliario que ocupaba la nave central y laterales para evitar daños durante la ejecución de las obras de restauración en el interior de la Catedral. Quedó el pasillo central huérfano de reclinatorios en los que apoyar las rodillas para el rezo, así como muchas de las capillas. No fue así en la de la Corticela, único espacio en el que se mantienen las misas, todos los días a las 11.00 horas, accediendo a través de la puerta de Praterías. Excepto en este caso, la actividad litúrgica (trasladada a otros templos de la ciudad), se ha esfumado para dar paso al trasiego propio de una obra, aunque esta sea en un entorno tan poco convencional como lo es una catedral.

La rehabilitación en el interior de la basílica alcanza a la mismísima Puerta Santa, incluso a la zona más noble de la Catedral, su altar mayor, que sigue despojándose del mobiliario para llevar a cabo la restauración de todo ese ámbito, empezando por la sillería del coro, utilizada por los canónigos que asisten los oficios.

Sin embargo, no será hasta el 2020 cuando se realizará esta obra, según el plan inicial para puesta a punto de la basílica de cara al próximo año santo, siempre que se cumplan los plazos previstos para la licitación del proyecto de rehabilitación de la capilla mayor.

La fachada de la catedral queda limpia una semana después de la pintada

Marga Mosteiro

La eliminación de los otros dos grafitis realizados en el arco de Xelmírez se pospone por 
el momento

La pintada realizada en las escaleras de la catedral de Santiago hace una semana casi no es visible y solo queda por terminar el tratamiento sobre la piedra para que quede eliminada toda huella de esta agresión. El trabajo minucioso de los expertos hizo que, solo unos días después de que unos vándalos escribieran con espray: «Yo no salí de tu costilla, tú saliste de mi coño» en la fachada de la praza do Obradoiro, no quede ni rastro. Daniel Lorenzo, director de la Fundación Catedral, indicó que se mantendrá tapada la zona para evitar las miradas de los curiosos, y sobre todo, para protegerla en caso de lluvia y garantizar que los técnicos trabajen con tranquilidad.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La catedral de Santiago se descapotará esta primavera