La fachada de la catedral queda limpia una semana después de la pintada

La eliminación de los otros dos grafitis realizados en el arco de Xelmírez se pospone por 
el momento


Santiago / La Voz

La pintada realizada en las escaleras de la catedral de Santiago hace una semana casi no es visible y solo queda por terminar el tratamiento sobre la piedra para que quede eliminada toda huella de esta agresión. El trabajo minucioso de los expertos hizo que, solo unos días después de que unos vándalos escribieran con espray: «Yo no salí de tu costilla, tú saliste de mi coño» en la fachada de la praza do Obradoiro, no quede ni rastro. Daniel Lorenzo, director de la Fundación Catedral, indicó que se mantendrá tapada la zona para evitar las miradas de los curiosos, y sobre todo, para protegerla en caso de lluvia y garantizar que los técnicos trabajen con tranquilidad.

Los expertos consideran indispensable que la piedra esté seca y que permanezca aislada para evitar que se incrementen los daños que ya se han producido al monumento. El canónigo Daniel Lorenzo explicó que los trabajos se están realizando con el mismo personal que se encarga de la restauración interior de la catedral: «Es necesario compaginar los trabajos con los recursos que tenemos». En el Obradoiro no seguirán trabajando hasta el miércoles, al ser festiva la jornada de hoy martes, pero solo quedan algunos detalles para proteger la piedra.

Las dos pintadas del arco de palacio no han sido todavía estudiadas y permanecen a la vista. Lorenzo señaló que, a diferencia de la del Obradoiro, las del arco están a cubierto, y por tanto, no se corre el riesgo de que el agua pueda agravar el daño causado a la piedra. En estas dos, los vándalos utilizaron la misma pintura que en el Obradoiro, y escribieron: «Guillotina, Borbón» y «Machitos» junto a una diana. En el arco de Xelmírez, el canónigo explicó que debe analizarse la repercusión del mal estado de la piedra en los efectos causados por la pintura. Cabe la posibilidad de que la suciedad adherida a la piedra y los elementos biológicos puedan servir de capa protectora. En cualquier caso, el estudio detallado del espacio determinará tanto el sistema adecuado para retirar las pintadas como el daño causado. La zona de arco de palacio no fue objeto de trabajos de restauración desde hace décadas, y tampoco está entre los espacios incluidos en el programa de restauración actual.

La polémica de la cámara

Paralelamente a las tareas de eliminación de las pintadas de la catedral, sigue la polémica por la colocación o no de cámaras de videovigilancia en los alrededores de la catedral. El alcalde de Santiago insistió en que el Concello apuesta por «mellorar o sistema actual de protección», que pasaría por unas cámaras que permitan identificar a los autores de pintadas, y que sirvan para prevenir daños. Martiño Noriega cree que debe insistirse en el mensaje de «protección e civismo» para que no se produzcan actos como los del pasado día 12.

El alcalde no quiso valorar el anuncio del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, acerca de la instalación de cámaras, y dijo: «Eu podería preguntar pola mesa do xacobeo» en referencia a que no se han producido avances en la organización del año santo, «pero non o vou facer». Tampoco confirmó si el conselleiro se puso en contacto con él, e indicó: «Non vou a retransmitir os contactos institucionais», e insistió en demandar «espiritu colaborador e non competitivo» por el hecho de que falta mes y medio para las generales y poco más para las municipales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La fachada de la catedral queda limpia una semana después de la pintada