La borrasca Laura provoca cortes de luz, inundaciones, árboles caídos y accidentes de tráfico en el área metropolitana de Santiago

Los servicios de emergencia estuvieron alerta por la crecida de los ríos y se tuvieron que emplear a fondo para responder a numerosas incidencias

;
Crecida del río Tambre en Pontemaceira Los efectos del temporal de lluvia

Santiago / La Voz

La entrada de la borrasca Laura no pasó ayer inadvertida en el área metropolitana de Santiago. A partir de media tarde y durante la noche las múltiples incidencias que dejó a su paso obligaron a emplearse a fondo a los servicios de emergencias, los cuales estuvieron alerta ante la crecida de los ríos, que una vez fue especialmente notable en A Ponte Maceira. En Ames, siete voluntarios dieron respuesta a las alertas que iban recibiendo sobre árboles caídos, cortes de luz, inundaciones y accidentes de tráfico, en colaboración con la brigada de obras del Concello y la Policía Local. 

Un conductor impactó contra un pino caído ayer en la vía pública. Cortaba el paso en la carretera que va desde A Agrela al colegio de Ventín y el conductor no consiguió frenar la marcha a tiempo. El choque causó daños en su vehículo, aunque de poca consideración. La vía estuvo cortada unos 40 minutos.

También cayó un eucalipto en la carretera provincial que va de Feiraco a la iglesia de Agrón y hubo pequeñas inundaciones en viviendas en la rúa Telleira (Bertamiráns) y en el lugar de Cantalarrana. Por otra parte, otros dos eucaliptos caídos en Castiñeiro do Lobo sobre el tendido eléctrico dejaron la zona sin luz pasadas las seis de la tarde, afectando también a un depósito de agua municipal. 

La borrasca también causó una decena de incidencias en Compostela. Pasadas las seis y media de la tarde, caía en la avenida Xoán XXIII con la avenida de Castelao un árbol sobre la calzada, que fue retirado por los propios policías locales. Poco después, daban aviso de un cable de telefonía suelto que suponía un peligro en el Camiño de Lermo. En viento también derribó otro árbol sobre la calzada en el lugar de Marzo de Arriba que fue retirado por los bomberos, así como varias vallas de obras en la rúa Triacastela, que fueron retiradas. 

Tal dimensión alcanzó una balsa de agua formada en el entorno del campo de San Lázaro que un vehículo se quedó atascado en medio de ella, pasadas las ocho y media de la tarde. Tras dar aviso de lo sucedido el conductor afectado, se señalizó la zona para evitar la circulación en ese punto. Otros propietarios denunciaron daños en la carrocería a causa de un contenedor de plásticos que fue desplazado por el viento e impactó contra un automóvil estacionado en la rúa Boiro y en Basquiños por «pasar por riba dunha fochanca» que supuestamente causó desperfectos en la defensa anterior y un fallo en los componentes electrónicos. 

Viso, nueva riada

En el peor momento de la tormenta, los vecinos de Viso volvieron a vivir una gran riada por la rúa central al verse desbordados por la riada de agua procedente de la Cidade da Cultura. Las tuberías que debería conducir las pluviales hacia la canalización quedaron tapadas por lodo y piedras, por lo que agua saltó hacía la carretera. Aún hoy, el agua sigue bajando sin control por la carretera, y algunos vecinos tienen dificultad para salir de sus casas y solo pueden caminar por la calle si van provistos de botas de agua. 

Entrada la noche, los bomberos se ocuparon de retirar un árbol caído en una carretera en el lugar de Reborido (Villestro). Este impedía el paso y el tráfico fue restablecido en cuestión de 30 minutos. Y, poco antes de las 3.30 horas, otro que cortó totalmente la circulación en As Moas de Arriba, restableciéndose el paso en unos 45 minutos.

Comarca de Sar

El Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) de Padrón tuvo ayer un día movido a causa del temporal de lluvia y viento, aunque la primera intervención fue ajena al mismo. Así a última hora de la mañana fue requerido para limpiar una mancha de valvulina bastante extensa en una carretera del lugar de Herbón. Por la tarde, en Rois el GES tuvo que retirar dos árboles que cortaban un carril de la vía AC-301. En este mismo concello, el grupo de emergencias acudió al lugar de Rubieiro, en la parroquia de Herbogo, donde cayó un poste de teléfono sobre la vía y esta quedó cortada. Por último, el GES también eliminó una balsa de agua en la vía AC-301, en Rois. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La borrasca Laura provoca cortes de luz, inundaciones, árboles caídos y accidentes de tráfico en el área metropolitana de Santiago