Santiago / La Voz

El entroido puso la nota de color a cubierto en un domingo con condiciones meteorológicas nada propicias para el lucimiento en la calle. Así, la sala Capitol fue el mejor cobijo durante la tarde para que los más pequeños de la casa pudieran disfrutar de lo lindo en Santiago con sus disfraces, con los que pudieron concursar en el desfile, y con la animación a cargo de A Run Run: Déixalle ao Dillei. También hubo baile, juegos y sorteo de regalos entre los asistentes, además de premios para los mejores disfraces.

Por la mañana, con tiempo más favorable, la comparsa Os Conformistas de Conxo no se amedrentó y acompañada por la charanga Os Atrevidos, paseó sus llamativos disfraces y coplas no solo por Conxo, sino también por la zona nueva y el casco histórico.

El carnaval tampoco faltó a su cita en el área metropolitana. En O Pino, los grupos y comparsas desafiaron al mal tiempo y participaron en el concurso de disfraces organizado por el Concello, que repartió 1.700 euros en premios. En Frades hubo más de 150 personas disfrazas en el concurso, presenciado por medio millar de personas.

El sábado también hubo concurso de comparsas en Rois, ganado por vecinos de Samamede con su divertida visión del «Complexo Hospitalario Sanamede», con parto y cirugía en vivo, y «Operación xesta», con su peculiar interpretación de la serie Fariña. En las categorías individuales ganaron «Piloto de globo aerostático» y «Vimos toda a familia», mientras que en parejas el primer premio fue para «Papé Héctor e mamá Imelda». En Oroso, unas 1.500 personas asistieron al concurso de disfraces en las calles y el polideportivo de Sigüeiro. Los ganadores individuales fueron «A raíña do xeo» en infantil y «O dragón» en adultos; en grupos, «As aves» y «O retorno de Steampunk»; y, en comparsas, «Segunda xuventude» en infantil y «Fantasía na fraga» en adultos; el premio especial del jurado correspondió a «Somos criminais.

 

Correos y Xenerais en el centro de razas equinas

El centro de razas equinas autóctonas de Galicia en Sergude (Boqueixón) se llenó de carnaval con la presencia de una veintena de jinetes y amazonas transformados en Correos y Xenerais del entroido del Ulla. Acompañados por más de trescientas máscaras, entre coro de bonitos, parrandas, comparsas y agrupaciones musicales, pusieron la nota de humor a la celebración de la segunda prueba de la XVIII Copa Galicia de Pura Raza Galega, en la que resultó ganadora la ganadería Fontenla, de A Estrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El entroido, contra el viento y la lluvia